¿que haces QUÉ?

Kendo. ¿Kempo? No, kendo. ¿Kenzo? No, kendo, el arte marcial ¿Judo? No, kendo. ¿Tendo? No, mira, te lo explico aquí que acabamos antes

Tag: TV (page 2 of 5)

¡Toma, pervertido!

Han descubierto en la redacción de Kendo World esta cartelería en el metro de Kyoto:

kendoworld_women

¡Dooooo!

Aunque muchos ya lo habréis visto, no me he podido resistir a él. Preguntando a algunos amigos de este blog, el rótulo superior dice Apoyamos plenamente tu valentía [para denunciar a los chikan, pervertidos o sobones]. Literalmente, al parecer, el eslogan viene a decir あなたの勇気、tu coraje 全力でcon toda [nuestra] fuerzas 応援しますapoyar (en presente). A continuación aconsejan: si no sabes qué hacer, sé valiente y consúltanos. El monigote junto al número de teléfono es Zenmai Samurai, un personaje de anime que va por ahí haciendo el bien con una katana hecha de dangos.

¿Por qué una kendoka? En principio, nos cuentan que se da un atractivo juego de palabras entre la técnica (un do a mala leche) y la expresión Dôshiyô (“¿qué hago?”). Pero simbólicamente al menos, soy de la opinión de que no hablamos únicamente de un juego semántico.

Se trata de un anuncio de una compañía que ofrece apoyo a las mujeres que quieran denunciar acoso sexual callejero. No es Japón el único país donde los sobones se han convertido en un problema nacional. Las cifras, sin embargo, están ahí: en 2004, dos tercios de las usuarias del metro y tren del área de Tokio confesaron haber sido acosadas en el viaje, lo que llevó a la implantación de vagones exclusivamente femeninos. Un número creciente de hombres también ha denunciado. El blog Angry Gaijin traduce algunas estadísticas y habla también del acoso sexual en ámbitos como la universidad o el trabajo. Algunos de los expertos que cita consideran que las medidas segregadoras, aunque protejan en primera instancia a las viajeras, son una muestra de cómo las autoridades se muestran incapaces de canalizar un problema social que durante años ha sido visto como una simple travesura.

Y hoy nos encontramos con una petición: denuncia. Defiéndete. Te ayudamos a hacerlo, y usamos el kendo como signo de poder femenino. Una idea latente de la que ya hemos hablado: la muchachita tímida que revela todo su potencial en Bamboo Blade, o la Banshee portadora de la muerte y la vida a la vez en High School of the Dead. Empezar a usar esta idea en publicidad, incluso si se trata de publicidad social, es un avance más sobre este tropo. Existen trabajos sobre el poder de las artes marciales como herramienta de apoderamiento femenino, como este paper de la Universidad de South Florida, aunque se centra más en la práctica de artes de contacto, y en el uso de la defensa personal como potenciadora de la autoestima y el liderazgo femenino.

Otros estudios más recientes hablan de empoderamiento por feminización en los budos: frente a la idea tradicional de que las artes marciales conllevaban una pérdida de feminidad, se está abriendo paso una iconografía femenina de las budokas, en el que un cuerpo femenino fortalecido (o armado con el bogu como en este caso) desafía la normatividad del cuerpo femenino como débil por naturaleza.

Aparte, tenemos la reivindicación de un símbolo cultural nacional frente a lo que, paulatinamente, se manififesta como un problema nacional, al menos en el ámbito urbano. Lo que ha pasado por las etapas de la ocultación, la protección sin castigo y la denuncia pasa ahora a reivindicar ésta como algo no sólo justo y necesario, sino enorgullecedor.

Tanto si haces kendo como si no, denuncia siempre el acoso. Pero si puedes, haz kendo.

Gracias a Afeérico y Marcos por la ayuda con los kanjis.

A single blow. El documental de Eiga sensei

Tanto en kendo como en cualquier otra disciplina, de vez en cuando surgen nombres que permanecen. Además de por un talento indiscutible, por personalidades especialmente carismaticas. Gente que nos hace querer ir más allá de lo que vemos. El caso de Naoki Eiga es uno de ellos: buscas fotos del sensei para un blog cualquiera y encuentras decenas de fotos con Eiga, tantas como fotos de Eiga.

A single blow es un título clásico en kendo y también ha llamado la atención fuera de nuestro círculo. La NHK, la televisión pública japonesa, lo estrenó en 2003 en dos versiones, japonesa e inglesa para su canal internacional. Recorre durante 42 minutos el día a día de Eiga como kendoka, entrenando, enseñando a niños en Hokkaido, y en su día a día sin el bogu.

A single blow es un título clásico en kendo y también ha llamado la atención fuera de nuestro círculo. La NHK, la televisión pública japonesa, lo estrenó en 2003 en dos versiones, japonesa e inglesa para su canal internacional. Recorre durante 42 minutos el día a día de Eiga como kendoka, entrenando, enseñando a niños en Hokkaido, y en su día a día sin el bogu. A single blow podría traducirse como “de un solo golpe” o “en un solo instante”. En una apuesta narrativa obvia pero inteligente, ese instante _el punto de desempate que decidirá si es Japón o Corea del Sur el equipo campeón del Mundo el año 2000_ queda interrumpido para mostrarnos cuánto tiempo, cuántos suburis y cuántas gotas de sudor llegan concentradas en ese “único” golpe.

 

Es un ejercicio interesante ver vídeos de kendo con gente que no hace kendo. Si consigues engañarles, puede que vean cosas que a veces nosotr0s no vemos, concentrados en buscar ippones o detalles técnicos. El Eiga que describe A single blow repite constantemente dos ideas: dar lo mejor de uno mismo cualquiera sea el resultado, y a la vez responder a las esperanzas puestas en él. Se trata de dos ideas contradictorias, “no quiere pensar todo el tiempo en ganar pero todo el tiempo necesita ganar”, me decía el acompañante al que engañé para verlo conmigo. Ese es el mayor valor de esta pieza visual que muestra a su protagonista en toda su dimensión humana. Una personalidad que lloró después de haber logrado ese único momento, y que al día siguiente volvió a pasar la mopa y a hacer suburi.

Ignoro cuánto ha influido este documental en todos los que mañana entrenaremos con Eiga Sensei en su primer curso en España. He de decir que A single blow ha sido un hito en mi forma de sentir el kendo tanto como en mi forma de narrarlo. Creo que hay mucho que el kendo puede enseñar incluso a quienes nunca tendrán un shinai en la mano, si se sabe mirar más allá del kisaki.

Shigurui. Demonios del sable

La historia comienza en el castillo de Sunpu, donde Tokugawa Tadanaga, hermano menor del tercer shogun Tokugawa Iemitsu, está a punto de cometer sepukku. Tadanaga, Dainagon (Consejero Mayor) de Suruga, es un gobernante sádico y cruel, empeñado en celebrar un torneo con espadas reales. Es aquí donde nos encontramos por primera vez con Irako Seigen y Fujiki Gennosuke, dos samurais excepcionales y más que peculiares que se odian a muerte…

Shigurui es un manga histórico de temática samurai escrito por Norio Nanjo e ilustrado por Tagaguchi Yamaguchi, basado en la novela del propio Norio Nanjo (1908-2004) Suruga-jo Gozen jiai (1993). La idea original se basa concretamente en el primer capítulo de la novela, titulado Mumyo Sakanagare. Iba a constar de tres tomos pero la editorial decidió alargar la serie, que acabó narrando partes de la historia no incluidas en la novela de Nanjo sensei. Se empezó a publicar en la revista Champion Red en 2003 y concluyó con el tomo 15 en 2010. La historia fue adaptada en un anime de 12 episodios basados en los 32 primeros capítulos del manga y se emitió en 2007. La trama comienza en el castillo de Sunpu   Ilustración 1Castillo de Sunpu http://en.wikipedia.org/wiki/File:Sunpu_castle_tatsumiyagura.jpg donde Tokugawa Tadanaga, hermano menor del tercer shogun Tokugawa Iemitsu está a punto de cometer sepukku. Tadanaga Dainagon (Consejero mayor) de Suruga es un gobernante sádico y cruel, empeñado en celebrar un torneo con espadas reales. Es aquí donde nos encontramos por primera vez con Irako Seigen y Fujiki Gennosuke, dos samuráis excepcionales y más que peculiares (por no revelaros más ) que se odian a muerte…

Enfrentamiento final

Shigurui es un manga histórico de temática samurai escrito por Norio Nanjo e ilustrado por Tagaguchi Yamaguchi, basado en la novela del propio Nanjo (1908-2004) Suruga-jo Gozen jiai, publicada en 1993. La idea original se basa concretamente en el primer capítulo de la novela, titulado Mumyo Sakanagare. Iba a constar de tres tomos pero la editorial decidió alargar la serie, que acabó narrando partes de la historia no incluidas en la novela de Nanjo sensei. Se empezó a publicar en la revista Champion Red en 2003 y concluyó con el tomo 15 en 2010.

Del manga se adaptó al anime, en una serie de 12 episodios basados en los 32 primeros capítulos del manga, que se emitió en 2007. Con el seppuku de Tadanaga como punto de partida viajamos al pasado, al primer encuentro de estos dos genios del kenjutsu, Ikaro y Fujiki, en el dojo de Kogan Ryu de la ciudad de Kakegawa (en la actual prefectura de Shizuoka, antigua provincia de Totomi).

La historia comienza en el castillo de Sunpu, donde Tokugawa Tadanaga, hermano menor del tercer shogun Tokugawa Iemitsu, está a punto de cometer sepukku.

Castillo de Sunpu

Shigurui es un manga histórico de temática samurai escrito por Norio Nanjo e ilustrado por Tagaguchi Yamaguchi, basado en la novela del propio Nanjo (1908-2004) Suruga-jo Gozen jiai, publicada en 1993. La idea original se basa concretamente en el primer capítulo de la novela, titulado Mumyo Sakanagare. Iba a constar de tres tomos pero la editorial decidió alargar la serie, que acabó narrando partes de la historia no incluidas en la novela de Nanjo sensei. Se empezó a publicar en la revista Champion Red en 2003 y concluyó con el tomo 15 en 2010.

Fujiki Gennosuke

Irako es un dojo yaburi: una persona que se dedicaba a desafiar a los estudiantes de otros dojos/escuelas para probar su habilidad y para buscar fama (odinero). Cuando reta a los estudiantes de la escuela Kogan, es Fujiki el alumno designado para enfrentarse a Seigen. Este enfrentamiento da lugar a una historia apasionante de odio, amor, hermandad, celos, luchas de poder y venganza, que no concluye en el anime pero sí en el último capítulo del manga.

En la trama aparecen otros personajes relevantes como Iku y Mie, las dos protagonistas femeninas, también antagonistas; así como el maestro de la espada Iwamoto Kogan, un verdadero genio cuya cordura a su avanzada edad está en entredicho, pero cuyas órdenes sus alumnos siguen sin dudar.

Shigurui es un manga histórico de temática samurai escrito por Norio Nanjo e ilustrado por Tagaguchi Yamaguchi, basado en la novela del propio Nanjo (1908-2004) Suruga-jo Gozen jiai, publicada en 1993. La idea original se basa concretamente en el primer capítulo de la novela, titulado Mumyo Sakanagare. Iba a constar de tres tomos pero la editorial decidió alargar la serie, que acabó narrando partes de la historia no incluidas en la novela de Nanjo sensei. Se empezó a publicar en la revista Champion Red en 2003 y concluyó con el tomo 15 en 2010.

Iwamoto Kogan
(fuente: The Anime Gallery)

 

 

Es una historia trepidante cargada de emociones: peleas con técnicas más allá de lo humano, sangre, alguna que otra escena subida de tono y que en determinados momentos capta tremendamente bien el espíritu de combate y las emociones de los personajes.

La rivalidad entre escuelas, el odio acumulado durante años o décadas, la transmisión de técnicas secretas y el celo con que se guardaban, son otros de los temas presentes en Shigurui.

 

 

Gracias a que se alargó la historia, el manga cuenta también parte del pasado de algunos personajes, así como el arduo camino hacia su enfrentamiento final.

Aquí tenéis el tráiler del anime:

Os recomiendo leer el manga y que veáis el anime. El manga fue editado por Panini Cómics: si os gusta, en 2014 Quaterni edita la novela de Nanjo sensei con el título Shigurui, el torneo del castillo de Sunpu.

Destino Medellín: Perú

Mañana es la cita. Medellín está ya recibiendo kenshis de toda América Latina que competirán y se examinarán en el III Campeonato Latinoamericano. Nuestros últimos países por repasar son Perú y Colombia, la anfitriona.

La altitud. La altitud afecta al entrenamiento: eso puedes contar. Yo lo pasé mal. Y tal como nos comentó nuestro compañero y colaborador Miguel Ángel Gallego lo contamos. Galle mantiene desde hace unos años buenas amistades en Perú, y ha tenido la suerte de entrenar allí.

Historia viva: bogu antiguo en la As. Peruano Japonesa.

Como Brasil, Perú fue un foco de recepción de emigrantes japoneses desde el comienzo del siglo XX. Cinco generaciones después, la comunidad nikkei peruana está en torno a las 50.000 personas, amén de otros 55.000 nikkei peruanos que han efectuado el camino de vuelta para establecerse en Japón (dekasegi).

Si tenemos en cuenta que la Asociación Peruano Japonesa fue fundada en 1917, y con ella los primeros colegios japoneses, podemos datar el kendo peruano prácticamente con el inicio del siglo. No obstante su práctica se entendía como un asunto de la comunidad nikkei, con muy poca repercusión fuera de ésta. La Segunda Guerra Mundial, con sus devastadores efectos sobre las poblaciones migrantes japonesas en las Américas, tampoco contribuyó a la expansión.

Fue en la siguiente mitad del siglo cuando la base cultural y social de los peruanojaponeses toma fuerza y se convierte en un colectivo presente en todos los rincones y estratos sociales del país; y el Budo con ella. En 1975 comienzan los entrenamientos de kendo en el Centro Cultural Peruano Japonés de Lima: desde entonces, los kenshis peruanos han crecido lenta pero concienzudamente. Cinco dojos alrededor de la provincia de Lima, uno más en Trujillo y otro en Huancayo (al que tenemos por aquí un especial cariño, pues fueron nuestros primeros lectores desde Perú). No son muchos en número, pero sí con una fuerte cantera escolar y universitaria. Se organizan frecuentes exhibiciones fuera de las capitales para promover los grupos de práctica: en parques, plazas públicas o en plena calle.

Exhibición del instructor Giovanni Rodríguez (5 Dan) en Miraflores, 2012.
(c) revista Moving Zen

 

Perú ha acogido seminarios de la CLAK, cuenta con el apoyo material y humano de la JICA, y tiene una Comisión Deportiva propia desde 1982, amparada por el Instituto Peruano del Deporte: todavía carece de Federación propia. Es esta una aspiración del kendo peruano, que les permitiría acceder al Campeonato del Mundo de la IKF. De hecho, ni el kendo ni el iaido aparecen en la información corporativa del Instituto, al contrario que el sambo o el muay thai.

Con todo, la cantera sigue creciendo y los kenshi peruanos se esfuerzan por su promoción. Aunque no podemos incrustar el vídeo que hemos elegido, creemos que disfrutaréis mucho viéndolo. Se trata de un reportaje de 2010, para el digital de cultura otaku Onigiri TV en la AELU de Pueblo Libre, otra asociación nikkei peruana. No os lo perdáis.

Destino Medellín: Ecuador

Del 14 al 17 de noviembre de 2013 se celebrará en Medellín, Colombia, el III Campeonato Latinoamericano de Kendo. De aquí a entonces esperamos dedicar un viernes post a cada uno de los países participantes.

Hablar de comunidades de kendo emergentes es hablar de la JICA, la agencia de cooperación internacional japonesa. Entre sus proyectos están desde las ayudas técnicas en sismología hasta el envío de profesores de kendo voluntarios, así como de otras artes marciales, a través de sus programas de deportes y cultura.

Kikutsugi en el dojo Ken Shin Kan, en Quito

Kikutsugi en el dojo Ken Shin Kan, en Quito (C) Studio 14

Fue precisamente uno de estos voluntarios, Atsushi Kikutsugi, quien solicitó en su blog la colaboración de otros kenshis japoneses en 2010, cuando Quito fue la ciudad anfitriona del I Campeonato Latinoamericano de Kendo. Su llamamiento llevó a Ecuador a quince voluntarios más, entre el tercer y séptimo dan. Kikutsugi fue instructor residente en la capital así como en Guayaquil, donde pasó la mayor parte de su voluntariado antes de regresar a Japón en 2011. 

Existen muy pocos testimonios audiovisuales del kendo en Ecuador. El esfuerzo del kenshi Carlos Villavicencio y del canal del dojo de Guayaquil, sin embargo, permiten encontrarnos con una crónica exhaustiva de los esfuerzos de los kenshis ecuatorianos: menos shiais grabados, pero registros de entrenamientos, físicos, kihon y varios reportajes televisivos están a disposición libre en sus canales.

Se hace notar esta intención comunicadora entre los kenshis ecuatorianos: abundan sus contactos con la prensa deportiva (en comparación con otros países), los bloggers, y los traductores voluntarios que colaboran con publicaciones anglosajonas, incluida KendoWorld.

En 1995 se impartió el primer seminario de iaido en Ecuador. En 1999 comenzaron las clases de kendo en Quito, de la mano de Keiji Kosakai sensei, profesor del colegio japonés. Actualmente existen diez dojos de kendo y iaido en Quito, Guayaquil y Cuenca, en los que entrenan aproximadamente 200 kenshis. En 2012 la selección ecuatoriana participó en su primer mundial, en el XV Campeonato del Mundo de Kendo, que se celebró en Novara (Italia).

Older posts Newer posts

© 2018 ¿que haces QUÉ?

Theme by Anders NorenUp ↑

A %d blogueros les gusta esto: