¿que haces QUÉ?

Kendo. ¿Kempo? No, kendo. ¿Kenzo? No, kendo, el arte marcial ¿Judo? No, kendo. ¿Tendo? No, mira, te lo explico aquí que acabamos antes

Tag: tameshigiri

Samurai Headhunters: Fumon y Ukyo Tanaka

En 2013, el Museo Smithsonian de Washington celebró varios eventos relacionados con el sable japonés, el más notorio de los cuales fue la producción de Samurai Headhunters, un documental de una hora que trataba de poner en equilibrio la fascinación romántica hacia la figura del samurai con sus aspectos menos amables. Con apostillas tan explícitas como “Héroes y Monstruos”, el museo llevó a cabo también varias exposiciones de obras de Hokusai, algunas espadas de su colección y exhibiciones de corte.

Ukyo Tanaka en su dojo, iaido, iaijutsu

Ukyo Tanaka en su dojo

Éstas fueron llevadas a cabo por Ukyo Tanaka, hija de Fumon Tanaka sensei, maestro de varios estilos antiguos y soke de Enshin Ryu, una escuela antigua integrada, junto con otras 77, en el Nihon Kobudo Kyokai (una de las dos instituciones que aglutinan en Japón a las escuelas antiguas, que ya hemos mencionado en otros posts). El nombre completo de este Kobudo es Enshin-ryu Iai Suemonogiri Kenpo (円心流居合据物斬剣法). La familia Tanaka ha destacado no sólo por su dedicación práctica sino por su compromiso con la divulgación académica: frente a otras posturas más reservadas, Tanaka sensei ha licenciado dojos europeos y norteamericanos de su escuela, ha participado en documentales y escrito libros y artículos de investigación que, como siempre, no encontraréis editados en español.

Es característico de la escuela que sus pruebas de corte no tengan nada que ver con el tameshigiri al que estamos acostumbrados: el bambú no está asegurado a la base y puede caerse con un roce mínimo. La precisión y energía necesarias para ejecutar estos cortes están sólo al alcance de budokas muy experimentados. La personalidad de Fumon Tanaka trasciende la pantalla. Por eso es doblemente agradable encontrarnos con que la demostración de corte la llevara a cabo Ukyo sensei, reconocida ya como “soke en funciones” [lit.] en el dojo:

Igualmente produce alegría ver un número considerable de mujeres en sus prácticas, varias de ellas de mediana edad. Algo difícil de ver por aquí cerca, no sólo en las artes marciales sino en la mayoría de los deportes.

Poco hemos logrado saber de estas mujeres, salvo la información en inglés del dojo Tanaka (que ya es bastante más completa que la mayoría de sus afines en Japón) y el ruido habitual de los foros de Internet. Seguimos buscando lectores de japonés que se unan a esta fiesta, aunque me temo que la falta de información sobre ellas se debe a algo más que la lingüística.

Los jueves, foto: Los muertos

Haz click en la foto para verla en tamaño grande.

Menos mal que son esterillas

Menos mal que son esterillas…

…porque en la época feudal se probaban las espadas en cuerpos de muertos e incluso con condenados o presos.

Los jueves, foto: así nos las gastamos

Haz click en la imagen para verla en tamaño grande.

¡Suelta mi esterilla!

¡Suelta mi esterilla!

Las bromas, quiero decir. Dentro de la seriedad de la práctica, en determinadas situaciones, tenemos espacio para reírnos. Si no nos divirtiéramos, nada de esto tendría sentido.

Los jueves, foto: un kenshi, una esterilla

Con el ritmo del dôjô, foto de la práctica del martes pasado: Tameshigiri. Para muestra un botón.

!ZAS!

!ZAS!

Tameshigiri

Asunto espinoso este, no falto de polémicas, affaires políticos, filosofías y espiritualidades. Cortar o no cortar. El propósito del Budo. Para qué practicamos. En fin, la cosa es que en pocos días unos cuantos estudiantes de kendo y iaido haremos nuestro primer acercamiento a técnicas reales de corte, y por eso tameshigiri es el tema del vídeo de esta semana.

Resumiendo mucho (MUCHO) tameshigiri se puede traducir por “probar la hoja” o “probar el corte”. Se lleva a cabo con shinken, puesto que el iaito no corta apenas. Supone la experiencia de sentir, de cortar de verdad con una espada, si es que se logra cortar. La dificultad de esta técnica nos aportará un conocimiento más profundo de nuestros fallos: la fuerza excesiva, la falta de tenouchi, hasugi, el ritmo interno, el ángulo de corte… Es útil tanto en kendo (donde nuestras espadas no son reales) como en iaido (donde nuestros adversarios no son reales). Precisamente por eso mismo requiere habilidad técnica y experiencia. Además, preparar una clase de tameshigiri supone comprar esterillas de tatami, enrollarlas, ponerlas en remojo un par de días y disponerlas en un soporte adecuado. Son caras y ensucian mucho. La espada sufre tras una serie de cortes malos, y alguien puede resultar herido.

Pero que levante la mano quien no sienta nada de nada al ver esto:

 

La escuela Toyama ryu, a la que pertenecen los maestros de esta demostración, tiene en su curriculum katas de corte. Son requeridos en sus exámenes y forman parte del programa formativo habitual. Se trata de escuelas de Battojutsu, que otra vez resumiendo mucho (MUCHO), implican fundamentalmente kata, iaijutsu y tameshigiri, mucho más específicas que los koryu de kenjutsu integrales, y en algunos casos relacionadas íntimamente con éstos. No ocurre así en el iaido de la ZNKR, el Seitei Iai normalizado, en el que no se contempla. En otras escuelas antiguas ha perdido peso (que no valor) con el tiempo.

Hay maestros que no hacen tameshigiri. Es más, exigen a sus alumnos que no lo hagan. Y algunos, todavía más allá, han expuesto públicamente su rechazo al ejercicio de corte. Confieso que esto último ha sido una sorpresa total para mí. Encontré estas declaraciones de Esaka sensei buscando referencias solventes en el foro de Kendoworld. Esaka sensei, hanshi de Muso Jikiden Eishin Ryu y miembro fundador de la ZNIR (Zen Nihon Kendo Renmei Iaido, integrada en la ZNKR) dejó su puesto en 2011, después de 50 años, por desavenencias con la orientación actual del Seitei Iai, que él (aparentemente, puesto que traducir es traicionar) consideraba una devaluación de las técnicas tradicionales.

Sus alumnos directos en California publicaban hace diez años sus pensamientos en torno al tameshigiri:

El iaido es la única arte marcial que utiliza la espada como vía para pulir el propio espíritu (kokoro). El tameshigiri está prohibido por la ZNKR Iaido, que es el único estamento específico de Iaido en Japón.

[…] La espada japonesa no es una herramienta, sin importar la composición de la hoja. En nuestra historia, la espada japonesa ha tenido una posición social muy importante y a veces mística. Es uno de los Tres Tesoros de la Familia Imperial […] y se le atribuyen propiedades sagradas.  Cortar cualquier cosa con una espada japonesa se asimila a utilizar un crucifijo para serrar un árbol. Es más, es irrespetuoso para el armero, que ha dedicado su tiempo y su corazón a la forja de cada espada […].

Apuntaban en su momento los foreros de Kendoworld que en realidad la cruz de los cristianos fue originalmente un instrumento de ejecución y no es irrespetuoso con las víctimas llevar una colgando. Y en una vertiente interesante del debate, se preguntaban por qué armeros reputados fabrican shinshakuto de corte artesanalmente y con licencia del Estado, poniendo todo su corazón en crear espadas cuya función no es precisamente asaltar castillos. O mencionando un asunto aún más delicado que el tameshigiri, los shin gunto, espadas que se fabricaron en masa en la Segunda Guerra Mundial y que son buscadas y destruidas por mandato nacional. Con todo, este artículo de Sang Woo Kim en Kenshi247.net resume los posibles perjuicios del tameshigiri, entre los que destaca la muy razonable posibilidad de perder zanshin y tratar de cortar en dos la esterilla sin importar técnica ni estética de corte.

Las suspicacias, como vemos, no son excepcionales, aunque no lleguen al cabreo de Esaka sensei. Puede que algo tenga que ver con ellas gente como Isao Machii, cuya técnica de corte es indiscutible. Pero eso, que lo corta todo:

 

 

Para escoger el vídeo de hoy busqué, como siempre, referencias que tuvieran la mayor solvencia posible. Por supuesto, esas referencias son mi compañero Javi Rodríguez.

© 2017 ¿que haces QUÉ?

Theme by Anders NorenUp ↑

A %d blogueros les gusta esto: