Muchas insistimos en que el budo anula el género y uno es kendoka o iaidoka, no hombre o mujer. En iaido es incluso más patente dado que los shiais son mixtos, algo que no ocurre en kendo, donde la única divisoria es, de hecho, el género.

Campeonato Nacional de Países Bajos 2012. Señora holandesa ejecutando Tsuka Ate

Tsuka Ate. (c) Binh Tran Photography

Pero la que está buena está buena y no hay más que hablar. Otra cosa es que los Mayores Poderes lo tuvieran en cuenta cuando iban por el mundo en forma de señores con coleta y espadas largas, pero hacer esto no es igual para unos que para otras.

Fíjense en la posición de la fotografía de la derecha, y ahora imagínense ejecutar el mismo movimiento con ESTO.

Samurai colegiala haciendo un batto complicadísimo

Les aseguro que no sale igual

En Iaido somos pocos, y la escasez de mujeres se hace más notoria aún que en kendo o en otras Artes Marciales, especialmente en grados avanzados. No tenemos maestras, y nuestras senpais están poco menos desorientadas que nosotras. La soledad del vestuario pesa, y no es lo único que pesa si usas una 95C. Llega un momento en que ya no sabes cómo seguir las orientaciones  y ejecutar correctamente tu kiri porque estorban. Estorban hacia delante, estorban en Tsuka Ate, estorban en Shiho Giri. Hasta que una espabilada tiene la ocurrencia y te presenta al que de aquí en adelante va a ser tu mejor amigo.

sujetadores_deportivos_kendo

Y cada día el de más gente (C) Cosmopolitan UK

En general, existen dos tipos de sujetador deportivo: sostén con aro, que no comprime el pecho pero reduce el balanceo; y el que nos interesa a nosotras, sin aro, que lo comprime. Además del decano mundial, el sujetador británico Shock Absorber, existen modelos específicos para artistas marciales y deportes de contacto, con protección rígida. Las kendokas, sin embargo,  ya estamos protegidas por el Do. Además, son difíciles de encontrar y aún más caros que el resto de modelos; y ya sabemos que esto es caro, pero no vamos a romper la hucha cada vez que compremos algo.

Lo que necesitamos es reducir el volumen de los pechos para que los brazos ganen libertad y espacio, sin pasarse: una cosa es comprimir y otra aplastar. Tener los pechos bien sujetos evitará futuras lesiones y desgarros, algo que no es habitual en iaido, pero sí en el kendo (de hecho le ha pasado a una amiga).

También hay diferentes tipos y calidades de tejido antitranspiración: este detalle a las iaidokas nos importa menos, pero si también haces kendo tenlo en cuenta los días que entrenes ambos.

Saki utiliza un modelo específico de fitness de Triumph. Yo tengo dos modelos: el Top Supportiv de Domyos, la marca de fitness de Decathlon; y, contra mi propio consejo, un Sportance Comfort de Kalenji, también de Decathlon pero para corredoras: aros sin ballena y diseñado para pecho pequeño. Sin embargo, superó el probador tan bien como el primero, y tiene la ventaja añadida de que aumenta el canalillo. Ayuda a liberar espacio AHÍ para el teno uchi. Y si se puede reciclar en una sayonara, pues qué más queréis, chicas.

¿Y qué es superar el probador?

Lo mejor para saber si un sujetador es tu sujetador es probarlo en la actividad que haces, y en Decathlon venden bokken. De manera que una vez das con la talla te pones la chaqueta del dogi encima (que para eso te la has traído), sales al pasillo con el bokken y haces unos cortes. Habrá tantos padres peleándose con sus hijos que ni se enterarán de que estás. Y a lo mejor la prueba resulta con un sujetador inadecuado a priori. Eso es exactamente lo que me ocurrió con el Sportance.

Ambos son económicos, han dado resultados positivos hasta ahora y aguantan el mantenimiento (suelo lavarlos a mano para cuidar el tejido). La diferencia se nota en el corte: proporcionan espacio a los lados del pecho y redondean la forma para que no estorbe los tsuki laterales. En foros femeninos, sin embargo, los sujetadores de Decathlon tienen peor fama que los de Nike o los Shock Absorber. Puede que salir a correr a diario requiera tejidos más resistentes, aunque no sé qué diferencias anatómicas me estoy perdiendo por el momento.

La próxima vez que no os salga un corte, considerad qué lleváis puesto debajo del dogi.

(También Saki escribe sobrebre tetas esta semana)