¿que haces QUÉ?

Kendo. ¿Kempo? No, kendo. ¿Kenzo? No, kendo, el arte marcial ¿Judo? No, kendo. ¿Tendo? No, mira, te lo explico aquí que acabamos antes

Tag: naginata

Hemos visto: revista Dokkodo num. 8

Andaba ya con ganas de dedicarle un post (que ya ves tú) al trabajo que Antonio García Piñar y su equipo están llevando a cabo en la revista digital Dokkodo, y la colaboración de nuestro amigo Marcos Sala en el último número es una excusa más que apropiada.

Portada de Dokkodo n. 8

Portada de Dokkodo n. 8

Hace años que los artistas marciales estamos huérfanos de publicaciones específicas para un campo como el nuestro, a medio camino entre lo deportivo y lo artístico. Queda por redefinir cómo encaja el deporte en general en el mundo de la cultura, y por qué, en mi opinión injustamente, se habla de cultura Y deporte, como si éste fuera un fleco que va colgando. Y del fleco colgamos nosotros, que además nos tenemos que batir con la Era de Acuario y el mundo otaku, tan voluntarioso pero (en ocasiones) tan alejado de la realidad. En este estado de cosas, escasean las revistas de artes marciales en español y los escasísimos ejemplos que han sobrevivido al boom de los 80 son más bien un catálogo de productos que publicaciones de actualidad o investigación. Y es razonable que así sea, porque a sus editores les interesará comer tres veces al día y pagar el servidor o la imprenta. Pero el caso es que esa es nuestra realidad, y en este panorama llegó Dokkodo.

Dokkodo es una revista de artes marciales, pero no sobre artes marciales japonesas, ni tradicionales, ni sobre deportes de contacto. De hecho resulta muy gratificante ver contenidos frecuentes sobre esgrima española. No se trata de artículos académicos pero sí de investigaciones detalladas, en las que los autores ponen años de experiencia al servicio de la comunicación, sin concesiones al Flipaojutsu y con todo el rigor de que son capaces. Se echa de menos algo de edición en los textos, a veces un poco demasiado entusiastas.

Marcos y Shimizu sensei en un gasshuku en Alicante (c) Dojo Seishukai

En este espacio se sitúa la última contribución de Marcos Sala, dedicada a su escuela de Naginatajutsu, Ryo En Ryu,  y más específicamente a su maestra, Shimizu Nobuko sensei. Acusa la exhaustividad a que Marcos nos tiene acostumbrados, en sus intervenciones aquí y en sus aportaciones académicas, y que en ocasiones pueden resultar un tanto apabullantes.

Sin embargo, la entrevista con la maestra es aguda y francamente interesante. Destruye algunos de los mitos que nos hacemos sobre las escuelas antiguas: Shimizu comenzó a practicar a los 31 años, nada que ver con esas leyendas de niñas pequeñas hiriéndose las manos en un patio bajo la lluvia de otoño. Las preguntas nos muestran a una mujer respetada en el campo marcial y en el académico, a una investigadora de carrera y una pedagoga de amplias miras. Sobre el papel de las mujeres en el Budo (un tema que aquí no interesa absolutamente nada), la maestra sugiere un rol proactivo, relacionado con la iconografía tradicional japonesa de lo femenino. Valores que representan a ese tipo de mujer en grupos mixtos, más que adaptaciones del Budo a las mujeres.

Dokkodo es una publicación gratuita que se financia con publicidad. Habría que preguntarse si, para garantizar la continuidad de estas iniciativas, los lectores podríamos (o deberíamos) firmar suscripciones. Si no, el panorama divulgativo del Budo continuará a merced de la voluntad y el entusiasmo de sus practicantes.

 

Koryu: Tendo ryu

Por Javi Rodríguez

Hacia el final de una de las últimas clases de iaido uno de nuestros profesores nos habló, no recuerdo a santo de qué, de un vídeo de dos maestras de escuela antigua practicando katas de kenjutsu, una de ellas (en el papel de Shidachi) empuñando dos sables cortos. Y alguien dijo: “Javi, a ver si lo encuentras”.

El caso es que recordaba haber leído algo sobre ese tipo de katas en el libro Koryu: escuela antigua de Ellis Amdur, y releyendo algunos fragmentos di con ello: una escuela antigua que dentro de su currículum practica Nito (manejo de dos sables simultáneamente) con kodachi.

La escuela en cuestión se llama Tendo Ryu Naginatajutsu . Una vez averiguado esto me puse como loco a buscar algún vídeo de sus técnicas, y al final lo encontré.

La creación de Tendo Ryu se atribuye a Saito Denkibo Katsuhide, que llamó a su escuela Ten Ryu, la escuela del cielo, tras un duelo con un asceta y una “iluminación”. Como muchas escuelas de esa época, Ten-Ryu contemplaba el uso de varias armas. Sus documentos más antiguos mencionan instrucciones para el manejo de la espada, otras armas, tácticas para el campo de batalla, luchas a caballo y cuerpo a cuerpo, e incluso metafísica. La escuela fue evolucionando y se dividió en varias líneas, que se especializaron en el manejo de alguna de esas armas.

Pero fue el sucesor de una de esas líneas quién eligió la naginata como arma principal a finales del siglo XIX. Su nombre era Mitamura Kengyo, y es a partir de aquí cuando la escuela pasa a denominarse Tendo Ryu, la escuela del camino del cielo. Mitamura Chiyo, su esposa, fue una destacada maestra de la escuela.

Tendo Ryu en el Kobudo Taikai 2010(C) Jeff Broderick naginatajutsu, koryu, doble kodachi contra jo. Los kata que se realizan con naginata y espada corta reflejan con sumo realismo las limitaciones de un arma tan larga en distancia corta. La practicante (o el practicante) que maneja la naginata la arroja al suelo y desenvaina con rapidez el kodachi para acabar con su oponente cuando este acorta la distancia y la naginata se vuelve ineficaz. El origen de estas técnicas es doble: por un lado la lucha cuerpo a cuerpo, en la que se empleaban armas pequeñas; y por otro la defensa femenina, consistente en clavar una daga (kaiken) a un adversario que pretendiese usar su superioridad física o técnica  en el combate a corta distancia.

Tendo Ryu en el Kobudo Taikai 2010(C) Jeff Broderick

La naginata ha estado asociada por la historia a la mujer samurai, rozando el cliché: se usó mucho en batalla, pero las mujeres bushi tenían el deber de defender el hogar y la familia de cualquier agresión. La versatilidad de este tipo de alabarda les permitía encarar diferentes armas. En la práctica de hoy, aunque continúa la tradición de grandes maestras, también los hombres practican naginatajutsu, igual que las mujeres acceden a otras armas.

Se conservan 120 kata de Tendo Ryu, trabajados en parejas, con naginata, sable, kusarigama (hoz con cadena), dos sables, sable corto, naginata vs. kodachi y jo. La aproximación al jo viene de entenderlo como una naginata partida durante la batalla.

Los kata que se realizan con naginata y espada corta reflejan con sumo realismo las limitaciones de un arma tan larga en distancia corta. La practicante (o el practicante) que maneja la naginata la arroja al suelo y desenvaina con rapidez el kodachi para acabar con su oponente cuando este acorta la distancia y la naginata se vuelve ineficaz. El origen de estas técnicas es doble: por un lado la lucha cuerpo a cuerpo, en la que se empleaban armas pequeñas; y por otro la defensa femenina, consistente en clavar una daga (kaiken) a un adversario que pretendiese usar su superioridad física o técnica  en el combate a corta distancia.

Como se puede ver en el vídeo se practican kata muy interesantes con dos sables cortos y con jo. En este caso no entendido como bastón, sino como el asta de una naginata.

Referencias:

Koryu: escuela antigua. Ed. Shinden, 2007. Como decía antes, un libro muy interesante. Incluye fotos de maestras de Tendo ryu practicando katas con dos sables e incluso explicando cómo luxar el codo de un oponente para que no pueda escapar mientras se acaba con él. Además de algunos fragmentos de opinión de Abe Toyoko sensei , una de las maestras más fuertes de esta interesante escuela y gran budoka.Koryu: escuela antigua. Ed. Shinden, 2007. Como decía antes, un libro muy interesante. Incluye fotos de maestras de Tendo ryu practicando katas con dos sables e incluso explicando cómo luxar el codo de un oponente para que no pueda escapar mientras se acaba con él. Además de algunos fragmentos de opinión de Abe Toyoko sensei , una de las maestras más fuertes de esta interesante escuela y gran budoka.

 

 

 

© 2017 ¿que haces QUÉ?

Theme by Anders NorenUp ↑

A %d blogueros les gusta esto: