¿que haces QUÉ?

Kendo. ¿Kempo? No, kendo. ¿Kenzo? No, kendo, el arte marcial ¿Judo? No, kendo. ¿Tendo? No, mira, te lo explico aquí que acabamos antes

Tag: kihon (page 2 of 2)

Mi técnica favorita: José Antonio Pérez

Si de mayor quieres ser como alguno de ellos, te interesará saber cuál es su técnica favorita (o la que les provoca pesadillas).

 

José Antonio en el Trofeo de Kendo Ciudad de Vitoria 2012Una técnica favorita se gesta cuando todavía no tienes los conocimientos técnicos pero el instinto trabaja por dos; y repites, repites… Mi técnica ha sido siempre Kote: una mezcla de debana con ataque directo.

Se evoluciona en kendo como en Pokemon, y utilizas más variedad, pero “tu técnica” siempre está ahí. De la que tiras cuando la cosa está chunga o necesitas resultados más o menos inmediatos. Reconozco que ahora me gusta mucho trabajar Men, pero la mía es koté.

 

 

 

 

 

 

Si quieres compartir con nosotros tu técnica (o kata) favorito, o aquella que te provoca sudores fríos, escríbenos. Cuantos más seremos más reiremos aprenderemos.

Keiko: Kiri Otoshi

Gente é bem consciente das carências que temos e é por isso que não falamos muito de técnica. No entanto estamos preocupados da técnica no Kendo tanto como qualquer outro: lemos, traduzimos, perguntamos alguns a outros, perguntamos ao pessoal, perguntamos ao Sensei, em seguida perguntamos ao YouTube Sensei, praticamos e sobre tudo erramos. É por isso que hoje estreamos uma categoria que não se chama de “Kihon ni Waza” mais de “Pesadelos”. É começamos com a mais recente waza em entrar ao nosso repertório de sonhos ruines junto com Men, Koté, Okuri Ashi…

Numa das mais recentes aulas de Kendo no Kata no meu Dojo surgiu a questão do Kiri Otoshi e pouco depois nós tivemos uma aula só da essa waza. Tal como com outras técnicas do Kendo as dificuldades apareciam com o movimento dos pés, com o ritmo e, fundamentalmente e mais que nada, com a intenção dela. Quando você é shoshinsha pensa os wazas como uma resposta a um ataque mas não sabe por que os graduados falam sempre de “construir” (seu ataque).


Clássico entre clássicos: Takizawa Sensei mostrando seu Kiri Otoshi (de: Kendo Navarra)

A primeira tradução não oficial do Dicionário do Kendo da ZNKR (feita por o Hiroyuki Shioiri Sensei no final do XX século) define Kiri Otoshi como “em movimento continuo repelir um ataque com o shinogi [ou lado de nossa espada que não é o fio ó o contra fio, a linha que aparece entre o Hamon e o Mune] atacando ao mesmo tempo”. Alguns senseis descrevem Kiri Otoshi como uma técnica contra um Men que não está totalmente certo, não vem no centro. As explicações dela variam nos detalhes, mas não em relação ao centro: como tudo no Kendo si você pega o centro então o corte vai dar certo. Há uma versão em Espanhol dista tradução feita por a Noemí Arnal e o Manel Alonso, de Barcelona. “Em movimento continuo” significa, como em todas as oji waza, que não há “bloqueio mais ataque” mais tudo faz parte da mesma técnica. O como falaram Warner & Sasamori no livro This is Kendo: “receber um ataque é atacar ao mesmo tempo: si você perde a oportunidade do ataque num bloqueio você não pode ser um bom kendoka”. É simples, não é? Warner & Sasamori falaram mais em seu livro de Do-Uchi Otoshi-Men y Kote-Uchi Otoshi-Men. E o mesmo fiz Hiroshi Ozawa sensei no Kendo: the definitive guide (Kodansha, 1991), o mesmo Ozawa sensei falando que ele queria concentrar-se nas técnicas básicas ó aquelas que “vai fomentar um espírito forte para os shoshinshas”.
Atenção: Kiri Otoshi não é o mesmo que Kiri Oroshi, mais que embora, por vezes, as pessoas confundam mutuamente. Kiri Oroshi é um corte de queda, “de acima para embaixo”; si vocês fazem Iaido vai ter ouvido. O verbo Orosu 降 significa “deixar cair”, enquanto que o verbo Otosu 落 significa mais o menos “despencar, desmoronar”.

Não é coincidência que o Takizawa sensei explique sempre esta técnica nos seminários dele. Kiri Otoshi é a waza fundamental da escola Itto Ryu que o pai dele, o mestre Kozo Takizawa, aprendeu de um dos pioneiros do Kendo, Takano Sasaburo; mais em concreto ou Ono-ha Itto Ryu, a linha mais antiga deste estilo (pois esta antiga escola tem uma dúzia de linhas). Sasaburo Sensei, do que muitos falam como pai do Kendo no Kata e do Kendo moderno, estudou essa escola [Ono-ha Itto Ryu] por herança familiar. Nos falamos então duma continuidade no estudo de 6 gerações até chegar ao vídeo que vocês podem ver no link acima e que certamente vocês já viram. Sasamori sensei e seus filhos praticam até hoje esse koryu.

Em outro vídeo clássico o Kazue sensei fala da relação entre o Itto Ryu e o Kendo y a ascendência deste no Kiri Otoshi (veja 5:00), que foi registrado em 2010 durante um seminário de verão em Vancouver. O som é um pouco deficiente, mas vale a pena aumentar o volume para ouvir ao tradutor:

Durante a coleta de informações para este post eu estava lendo alguns quartos danes dinamarqueses falando sobre suas dificuldades com Kiri Otoshi nos fóruns do Kendo World:

– É um suriage para embaixo!
– Se parece a um debana mas não é debana!
– Pensa!
– Não pense!

Como gente fala em Espanhol: Mal para muitos é consolo (mais é consolo de tolos).

Keiko: Kiri Otoshi

Aquí somos conscientes de nuestras carencias y por eso hablamos muy poquito (o nada) de técnica. Sin embargo nos preocupa la técnica como al que más: leemos, traducimos, nos preguntamos entre nosotros, le preguntamos al de al lado, le preguntamos al sensei, luego a Youtube sensei, practicamos y fundamentalmente la cagamos. Por eso inauguramos hoy una categoría que no se titula Kihon ni Waza sino Pesadillas. Y arrancamos con la última en incorporarse al repertorio de malos sueños de al menos tres de nosotros junto con men, koté, okuri ashi…

En una de las últimas clases de Kendo no Kata en mi dojo se planteó la particularidad del Kiri Otoshi, y poco después le dedicamos una sesión. Como en muchas otras técnicas de kendo surgían problemas con el trabajo de pies, con el ritmo, y fundamentalmente y sobre todo con la intención. Cuando eres principiante entiendes estos waza como respuestas, y no sabes por qué todos los mayores repiten constantemente la palabra “construir”.


Clásico entre clásicos: Takizawa sensei demostrando Kiri Otoshi (fuente: Kendo Navarra)

La primera traducción no oficial del Diccionario de Kendo de la ZNKR (llevada a cabo por Hiroyuki Shioiri Sensei a finales del siglo XX) define Kiri Otoshi como “en continuo movimiento, rechazar un ataque con el shinogi [el lado de nuestra espada, opuesto al filo y al contrafilo] mientras se ataca a la vez“. Algunos senseis describen Kiri Otoshi como una técnica contra un men que no viene totalmente centrado. Las explicaciones varían sobre algunos detalles, pero obviamente no sobre el centro: como todo en kendo, si se logra el centro se logra el corte. Existe una versión española de esta traducción que llevaron a cabo Noemí Arnal y Manel Alonso, de Barcelona. “En continuo movimiento” significa, como en todos los oji waza, que no hay un “bloqueo más ataque”, sino que todo forma parte de la misma técnica. O como apuntaron Warner & Sasamori en Esto es kendo, “recibir un ataque es atacar al mismo tiempo: si uno pierde la oportunidad de ataque en un bloqueo, no puede ser un buen kendoka”. Como se ve, algo sencillísimo. Sasamori y Warner dedicaron más espacio de su libro a Do-UchiOtoshi-Men y Kote-UchiOtoshi-Men. Lo mismo hizo Hiroshi Ozawa sensei en Kendo: the definitive guide (Kodansha, 1991), ya que, como explica el propio autor, quería concentrarse en las técnicas básicas o que “fomentaran un espíritu vigoroso para los principiantes”.

Ojo: Kiri Otoshi no es sinónimo de Kiri Oroshi, aunque a veces se confudan. Kiri Oroshi hace referencia a un corte en descenso, “hacia abajo”; lo habréis oído en clases de Iaido. El verbo Orosu significa “dejar caer”, mientras que el verbo Otosu quiere decir algo parecido a “derrumbar”.

No es casual que Takizawa sensei explique siempre esta técnica.  Kiri Otoshi es el waza fundamental de la escuela Itto Ryu que su padre, el maestro Kozo Takizawa, aprendió con uno de los pioneros del kendo, Takano Sasaburo; en concreto la línea Ono-ha Itto Ryu, la más antigua del estilo (porque esta escuela antigua tiene una docena de líneas). Sasaburo sensei, padre para muchos del Kendo No Kata y del kendo moderno, estudió la escuela por herencia familiar. Estamos pues hablando de una continuidad de seis generaciones de estudio hasta llegar al vídeo que tenéis arriba, y que seguramente ya habíais visto antes. Sasamori sensei, y sus hijos hoy, también practican el koryu.

En otro clásico, Kazue Sensei explica la relación entre Itto Ryu y el kendo, y su influencia en Kiri Otoshi (min. 5:00 y ss.). Fue grabado en 2010, durante un seminario de verano en Vancouver. El sonido es algo deficiente pero merece la pena subir el volumen para escuchar al traductor:

Mientras recopilaba la información para este post leía a cuartos danes hablando de sus dificultades con Kiri Otoshi en el Foro de Kendo World:

– ¡Es un suriage hacia abajo!

– ¡Parece debana pero no es debana!

– ¡Piensa!

– ¡No pienses!

Mal de muchos, algunas veces, sí es consuelo.

Los viernes geiko: el primer paso

Empezaron a entrenar en 2008. Son de Medan, capital del estado de Sumatra, en Indonesia, un país con 30 años de historia kendoka, como España poco más o menos.

En 2010 decidieron grabar sus clases, y abrieron su perfil de Facebook. Les sigo desde que les encontré y ver cómo algunas de sus estudiantes han pasado del chándal al shinai y del shinai al bogu me pone tan contenta como cuando lo veo en casa, porque para mí Tania, Ayumi y sus compañeros ya son viejos conocidos. El kendo es lo que tiene.

No es habitual que uno se atreva a compartir sus primeros pasos en nada, pero ellos lo hicieron.

Los viernes geiko: kendo y discapacidad intelectual

En estos meses hemos visto kendo sin piernas, kendo en silla de ruedas, y hemos empezado a analizar qué pasa con el iaido cuando tu lateralidad se ve afectada por la dislexia. Este breve vídeo es el único que hemos encontrado en la red sobre hacer kendo, y enseñar kendo, a personas con diversidad funcional intelectual.

El documento data de 2006 y fue compartido por el usuario de Kendo World EBP2K2, de Toronto, sin pie ni comentarios sobre su origen. Algunas fuentes aseguran que se trata de un embu llevado a cabo por un dojo del distrito de Gwanak en Seúl.  Nosotros lo descubrimos en Navidad, y en estas semanas no hemos podido conseguir a nadie que tradujera los rótulos en coreano, así que, lamentablemente, no podemos dar más información sobre el vídeo en sí.

Según el Movimiento Asociativo FEAPS, la discapacidad intelectual “se expresa cuando una persona con limitaciones significativas interactúa con el entorno. Por tanto, depende tanto de la propia persona como de las barreras que tiene el entorno. Según el entorno sea más o menos facilitador, la discapacidad se expresará de manera diferente”. Las causas son distintas y, según sean orgánicas, genéticas o cromosómicas (como el síndrome de Down o X Frágil) las habilidadades también se manifiestan distintas. Muchos transtornos conllevan dificultades en la psicomotricidad en general o la coordinación visomotora, pero no siempre ni de forma determinante para practicar un arte marcial.

Por ejemplo, vemos en el vídeo que algunos de los jóvenes tienen dificultades para mantener el maai correcto en el kiri kaeshi. La senpai lo soluciona manteniendo su propio shinai como referencia. Sólo otro de los participantes (min. 2:16) lleva asistencia, y no tiene kiai audible. Quizá se trate de un rasgo de autismo, que no le ha impedido aprender a hacer koté y men. Mi momento favorito, además del kirikaeshi que hizo llorar a los foreros de Kendo World, es el min. 2:23, cuando uno de los chicos más jóvenes se planta en jodan no kamae para tirar su kote, llevándose la ovación (y la sorpresa) de los locutores y del público.

Lo malo de que el vídeo proceda de Corea del Sur es que rastrear el dojo del que procede este grupo se hace imposible si no escribes hangul. En Corea, China y Japón hay vida más allá de Google o Yahoo! así que bucear desde aquí, saber cuántos de estos chicos siguen practicando, y en qué circunstancias, nos resulta por el momento inalcanzable.

El kendo no es una excepción en lo que refiere a diversidad funcional. En general se escribe poco (y se investiga menos aún) sobre DF y disciplinas deportivas poco habituales. Así pues sigue resultándonos sorprendente saber de discapacitados intelectuales que practiquen golf, hípica o karate.

Salvo trabajos concienzudos como el de José Manuel Arnáiz en Judomental.org, carecemos de información de campo. No hay alumnos con discapacidad intelectual en los dojos, ergo otros no acuden. Se dan prejuicios (“pero pero ¿Y si les pasa ALGO durante el entrenamiento? ¡que llevan un ARMA!“), aunque no en mayor proporción que en otros ambientes donde la discapacidad es lo que les pasa a los otros. No es que nuestra sociedad normalizada vete la discapacidad, como tampoco veta otras diferencias. Simplemente no sucede. La voluntad y la buena disposición existen y los ejemplos, aunque excepcionales, están ahí. Hay españoles con discapacidad intelectual que han pasado grados en judo, karate y taekwondo.  Y, fuera de lo inspiradores que vídeos como este nos resulten a todos nosotros, nos gustaría que estos posts ayuden a abrir camino a otras personas con diversidad funcional interesadas en el Budo, y a que los instructores tengan que machacarse la cabeza un poco menos cuando les lleguen alumnos diferentes.

Newer posts

© 2018 ¿que haces QUÉ?

Theme by Anders NorenUp ↑

A %d blogueros les gusta esto: