Dicen que lo mejor es la gente que conoces. No dicen las cuentas que hay que hacer, las listas para que todo salga bien, los madrugones extra, los viajes en coche. Son los primeros en llegar y los últimos en irse. Hemos hablado con algunos de los kenshis que organizan los cursos de verano, y esto es lo que nos han contado.

Por Nicolás Asensio, del dojo Teidesan

¿Otro curso de kendo? ¿Y encima en Canarias?

En su primera visita a nuestro dojo de Tenerife, Walter Pomero nanadan sensei (entrenador de la nacional italiana) nos comentó que sería interesante la posibilidad de hacer exámenes de grado en las Islas Canarias, pues había gente con cierto nivel y años de práctica que seguían siendo kyus. Esto viene dado por la situación de nuestras islas respecto del panorama nacional: nosotros no podemos coger un coche para ir a un curso. Cualquier excursión kendoka a la Península viene siendo una media de 500 euros por curso, y si sumamos la tasa de examen…calculad.

Siendo así desde hace años, pensamos entonces en dar un paso más; y desde nuestro club, con el apoyo de Jesús González (Kenwakai Madrid) y los senseis que participaron en el tribunal, convocamos los exámenes y aprovechamos también para acercar todo ese conocimiento a los kenshis de Canarias. Muy importante también el apoyo de las Administraciones y la Federación, que han entendido que para Canarias es un poco más difícil y más en un arte con las peculiaridades del kendo. Tras haber participado en algunos cursos de la península, pensando en las necesidades de la gente de aquí, sobre todo en aportar la posibilidad de entrenar con más kenshis de fuera (ya que por motivos económicos no todo el mundo puede hacer esos viajes de que os hablaba) decidimos convocar el I Tenerife Kendo And Friends, el TKF.

tkf2

¡Como para decir que no!

¿¿En verano… y en Tenerife?? No puede ser un curso estándar: queríamos que fuese una oportunidad perfecta para hacer Kendo smile, kendo feliz, ¿por qué no? De ahí su nombre: Tenerife, Kendo, y Amigos. Buscamos relacionarlo con actividades de mar que a los participantes les han encantado.

Ha llevado un trabajo BRUTAL, de organización y trámites, condensar las horas para que fueran las mismas que un curso estándar y no desaprovechar ni un segundo con los maestros; pero a la vez hacer más actividades, etc. etc… El esfuerzo ha sido titánico, pero vistos los resultados y las ganas de la gente por hacerlo de nuevo no podemos sentirnos otra cosa que más que felices.

Ver y aprender de cómo hacen en diferentes escuelas que  las que estamos acostumbrados a ver no tiene precio. Ojalá todo el mundo pudiera practicar con Walter Pomero sensei: es espectacular trabajando en Jodan, tanto es así que cuando rindió su séptimo dan hizo geiko en esta guardia y realmente es muy difícil superarlo así.

El hotel se encontraba a 20 metros del Palacio Municipal de Deportes, de tal manera que la gente que lo prefiere va andando a bañarse y cambiarse en la propia habitación. Los traslados a la playa son en grupo, que tras el entreno de seis horas es como el cielo. ¡Y ese sol! Por supuesto, para los que iban más ajustados de presupuesto, disponían de las casas de los alumnos de Teidesan, pues para eso es Kendo& Friends. Y efectivamente, volvieron a la península con nuevas amistades kendokas y familiares.

tKF1

Kendo y amigos, ¿no se nota?
(gracias a José Antonio por la foto)

El ambiente entre gente de diferentes países y escuelas, con el increíble nivel de kendo, la playa y los momentos de relax como lenguaje común son una experiencia única de verdad. Y no podemos dejar de dar las gracias tanto a los senseis como a los participantes llegados de España, Italia y Marruecos, ya que sin su apoyo no lo habríamos logrado. 

IMAG4014_1 (2) Os esperamos en el II TKF en 2015, para que seamos todavía más.