¿que haces QUÉ?

Kendo. ¿Kempo? No, kendo. ¿Kenzo? No, kendo, el arte marcial ¿Judo? No, kendo. ¿Tendo? No, mira, te lo explico aquí que acabamos antes

Tag: Australia (page 1 of 2)

Kirikaeshi y Kihon Uchikaeshi

Empezamos hoy a traducir, con su permiso, algunos de los interesantes posts del dojo Nanseikan de Melbourne, Australia. El autor del blog de Nanseikan es su instructor Ben Sheppard: son reflexiones surgidas directamente de la enseñanza y la práctica diaria, y vienen a demostrar, entre otras cosas, que lo que nos intriga y seduce del kendo trasciende fronteras. Incluso hemisferios.Por Ben Sheppard, del Melbourne Nanseikan

 

En este vídeo mostramos el ejercicio que estamos haciendo ahora en nuestras clases de kendo, en lugar de kirikaeshi:


Para distinguirlo del Kirikaeshi estándar llamamos a este ejercicio Kihon Uchikaeshi. Es el Kakarite quien lo anuncia: “Uchikaeshi!”

Consta de tres kihon uchi waza, seguidos de la tanda normal de nueve sayu men (cuatro más cinco) como en kirikaeshi, sin tai atari. Se llama Kihon Uchikaeshi porque los tres ataques iniciales pueden variar incluyendo toda la gama de ippon-uchi waza (ataque simple) o nidan/sandan waza (ataque combinado) según el momento.

Este es un método muy eficiente para combinar una práctica estructurada como es el kirikaeshi (que incluye un rol propio para el Motodachi) y a la vez kihon waza con un zanshin correcto: en un club como el nuestro, que sólo puede entrenar una vez a la semana, aprovechar al máximo las dos horas de clase es vital.

Estuve dándole vueltas a este asunto durante un tiempo: no quería prescindir de un ejercicio tan importante como el kirikaeshi, pero me preocupaba la cantidad de tiempo que conlleva, especialmente para enseñarlo a los principiantes; y nuestro club tiene un problema con el zanshin de unos cuantos miembros. Kihon Uchikaeshi resuelve ambos problemas, y nos aporta además una cierta diferencia: como si habláramos un dialecto, nos da un ligero aspecto de identidad frente a otros dojos de Melbourne.

Si vas a visitar el Nanseikan, por favor, saca un momento para familiarizarte con nuestro Kihon Uchikaeshi. Es muy sencillo.

(C) Ben Sheppard 2014 – Melbourne Nanseikan

Bueno, ¿y qué keikogi me compro?

Aunque la ZNKR recomienda llamar kendogi a nuestra chaqueta de kendo, todavía utilizamos keikogi ya que es el término que más aparece en las búsquedas. Esperamos ir sustituyéndolo progresivamente.

Algunos amigos novatos nos han preguntado por la ropa. La mayoría compramos a través de nuestros dojos: casi todas las tiendas de kendo y iaido tienen programas de descuento para clubes y te saldrá más económico que si compras por tu cuenta. Sin embargo, no siempre se puede esperar al pedido.

Los factores principales a la hora de elegir kendogi (o iaidogi) y hakama son tu grado de ACTIVIDAD y los GASTOS DE ENVÍO. Con actividad me refiero a elementos como la dedicación y el tiempo: no podemos pedirle lo mismo a un keikogi de iniciación que al que queremos lucir en exámenes o campeonatos; ni tenemos en cuenta lo mismo si vamos a utilizarlo de vez en cuando que entrenando cinco días a la semana. Los gastos de envío pueden determinar que elijamos una tienda u otra.

También puedes comprar directamente en Japón

Entre los iaidokas, muchos disponen de un uniforme específico de iaido para las ocasiones de vestir y se apañan con un kendogi para entrenar. Otros usan sólo ropa de iaido: depende de tus preferencias personales, tu escuela y tu presupuesto. Herberwest y yo utilizamos ropa de kendo en clase mientras que Saki prefiere vestir el negro (con perdón) todos los días.

Al final hicimos lo que hacemos siempre: preguntar por ahí. Estas son las marcas más populares entre kendokas y iaidokas. Para facilitar la lectura, he dividido el post en apartados:

KENDOGI Y HAKAMA BÁSICOS (TETRON) E INTERMEDIOS (ALGODÓN)

  • Kendoshop: Hasta hace poco, la tienda por defecto. Coreanos, mis dos sets de kendogi y hakama son suyos y el primero, su set de kendogi y hakama de iniciación, lleva diez años conmigo. Su línea intermedia es Budongsim. Algodón en ambas piezas por menos de 200 euros, y “aguanta mucho trote” según nos han asegurado sus propietarios.

Sin embargo yo no compro en Kendoshop. El envío es caro y la información de su web es prácticamente nula: tienes que adivinar por las fotos.

  • Nine Circles: británicos, empezaron distribuyendo Kendoshop en Europa. Ahora están haciéndole bastante pupa a los gigantes. Herberwest hace iaido a diario con su kendogi y hakama de iniciación, de su marca Tengu. Es sufrido para usarlo en kendo, pero lo bastante ligero como para iaido.

Set de kendogi y hakama de iniciación Tengu (9Circles)

En kendogi y hakama de algodón Nine Circles distribuye la marca Miyabi, aizome. Miyabi es también su marca de iaidogi, muy recomendable aunque con una particular anchura en el hakama que no la hace demasiado estética para los muy delgados.

Nine Circles es una tienda muy recomendable tanto por lo ajustado de sus portes como por la propia experiencia de compra: informativa, detallada y con amplia oferta de productos básicos, de precio medio y superiores.

Eurokendo: También británicos. La incesante actividad de Mr. Park en los cursos de Europa supone una ventaja, pues puedes encargarle el material y recogerlo en mano en algún evento. También lanza ofertas a menudo, aunque sus gastos de envío son más altos que Nine Circles. Además, las últimas remesas de básicos parecen haber bajado la calidad, a decir de Javi Armendáriz de Kendo Navarra. Sin embargo son los elegidos de José Zamora, instructor de Makoto Shin Kai, para su práctica diaria.

AIZOME Y TEJIDOS SUPERIORES

  •  All Japan Budogu: Directos desde Japón, la marca de Andy Fisher empieza a pegar fuerte entre los kenshis españoles. Más de uno le tenemos muchas ganas a sus shinais. Y aunque no son baratos, sus precios son ajustados y la calidad de sus materiales es innegable. Tienda física en Japón para peregrinos y gastos de envío gratuitos.

Kendogi modelo Hayabusa de All Japan

  • Mitsuboshi: una leyenda. La marca de kendogi y iaidogi que compras para ESE examen o ESE campeonato. La puesta de largo de todo budoka. Algodón de primera calidad, tinte aizome. No bajan de los 100 euros pero durarán toda tu vida. Los distribuye en Europa Budoexport, que aunque desgraciadamente cerró su web en español en 2013, sigue vendiendo a España (y que tiene su propia marca, Seido, también japonesa pero más económica).

Hakama Aizome “Shuho” Mitsuboshi – Bushu #11000 (Budoexport)

IAIDOGI Y HAKAMA DE IAIDO

Los líderes son Mitsuboshi y KUSAKURA. Excelente caída en el hakama y resistencia al roce. Las distribuye Budoexport y la veterana BUDOYA: Yoshihiro Hitomi lleva dos décadas vistiendo y armando a los iaidokas de España desde su sede en Valladolid.

Hakama de Mitsuboshi, Iaidogi de Kusakura, todo de BudoYa
(si lo sabré yo que son los míos)

 

Desde el otro lado del Atlántico, los kenshis argentinos del Dojo Kodenkai nos recomendaron una marca japonesa veterana, SANKEI,  que distribuye internacionalmente desde su delegación australiana. Amplio rango de calidades y precios y gastos de envío asequibles, en comparación con Tozando, que es con diferencia la más exclusiva.

Existen muchas más marcas disponibles para los peregrinajes a Japón: es pecado pasar por Kyoto y no traer nada. Sin embargo, a partir de aquí entran en juego aspectos tan delicados como el sentir de la ropa y por supuesto el volumen de tu cartera. Lo que te podemos asegurar es que lo que inviertas en tu kendogi y hakama te ayudará a aprovecharlos durante más tiempo.

Cross-training II: extra-training

Empezamos hoy a traducir, con su permiso, algunos de los interesantes posts del dojo Nanseikan de Melbourne, Australia. El autor del blog de Nanseikan es su instructor Ben Sheppard: son reflexiones surgidas directamente de la enseñanza y la práctica diaria, y vienen a demostrar, entre otras cosas, que lo que nos intriga y seduce del kendo trasciende fronteras. Incluso hemisferios.

Por Ben Sheppard, miembro del Melbourne Nanseikan.

 

 

Llamamos cross-training a cuando realizas alguna otra actividad para ayudarte a mejorar tu actividad principal, en nuestro caso kendo. Normalmente cross-training significa hacer algo completamente distinto, como alzamiento de pesas, correr o natación. Sin embargo, creo que para nosotros algo de entrenamiento solitario (como añadir suburis o trabajo de pies) también cuenta como cross-training.

¿Por qué hacer cross-training?
Parece que las generaciones previas a la nuestra eran, de media, más fuertes físicamente que la nuestra. Puede que no vivieran tanto, por falta de acceso a la medicina moderna o dietas más pobres, pero en general eran capaces de mantener una mayor actividad, ya fuera porque caminaban más para desplazarse, porque su actividad diaria era más física o porque no tenían máquinas que les ayudaran. Tampoco disponían de todo nuestro tiempo libre.

En el caso de los japoneses, tenían las piernas y el tronco inferior muy fuertes (consecuencia de sentarse en el suelo). Toda una vida de sentarse directamente en el suelo, en lugar de recostarse en sillas o sofás, puede constituir una gran diferencia en el desarrollo corporal. Esta es una de las razones por las que el kendo ha evolucionado en la forma que lo conocemos: hay un gran énfasis en las piernas y los pies, quizá porque éstos ya eran naturalmente una fortaleza física del japonés. Esta diferencia se ha hecho ver hasta hace muy poco.

Miembros del Butoku Wahinkai durante su visita a Nanseikan en octubre de 2010, utilizando una herramienta para mejorar la postura. Como veis, fue muy divertido.

Diferentes razones para hacer cross-training

  • Básica: Si tu fuerza natural o tus niveles de energía se ponen a prueba durante tu entrenamiento de kendo, o en otras palabras, si te quedas hecho polvo al entrenar, puede que te sea útil hacer algo de ejercicio para mejorar tu forma física.
  • Técnica: Otra razón puede ser mejorar aspectos técnicos de tu kendo, tales como el abuso dela brazo derecho. Por ejemplo, hacer algunos katate suburi extra para desarrollar tu brazo izquierdo.
  • Elite [sic]: Por último, si tu objetivo es mejorar tu nivel de kendo y te sientes preparado para un entrenamiento intensivo (por ejemplo para preparar una competición o un examen de grado), hay un tipo de cross-training más dirigido a personas en forma y con experiencia de entreno en kendo, pero que quieren aumentar su potencia y su resistencia. No es muy diferente al entrenamiento cruzado que utilizan los atletas y deportistas profesionales.

Principios del cross-training
Si vas en serio con el cross-training hay un montón de información en la red, tal como Caleb enlazó en este post anterior del Shugo Nanseikan [que tradujimos previamente aquí]. Mientras, aquí hay unos pocos puntos básicos que considerar antes de comenzar un entrenamiento extra:

Tu edad

De 5 a 11 años, el cross-training no sirve realmente si todavía estás en Primaria.

Entre 12 y 14 años, algo de cross-training puede ser útil, especialmente para los niños y niñas que tienen dificultades para resistir una clase de kendo entera o les falta algo de fondo. Pero en general, para ellos basta con ir regularmente a entrenar: un poco de entrenamiento físico, y un poco de entrenamiento técnico combinado.

De 15 años en adelante: si estás en el Instituto o la Universidad, los tres tipos de entrenamiento pueden benefiicarte, dependiendo de cuáles son tus necesidades. Es en este momento cuando un entrenamiento de elite se puede emprender por primera vez.
Cantidad de tiempo que puedes dedicar
 Lo que elijas hacer depende de cuánto quieres aprovechar tu cross-training, tu edad y tu nivel de forma y experiencia. Esto hay que consensuarlo con tu instructor y, habitualmente, con un preparador físico. En principio, alguien con poca forma física que además acaba de empezar en kendo no necesita mucho entrenamiento extra para percatarse de su mejoría. Sin embargo creo que estas pocas pautas pueden resultar útiles en general:
Ten siempre en cuenta ejercitar los grupos musculares correctos. Ejercitar el músculo equivocado, como mínimo, no tendrá efecto sobre tu kendo y en el peor de los casos te acabará perjudicando. Por ejemplo, hacer dominadas fortalecerá tus brazos, pero no mejorará sustancialmente tu kendo, ya que tus bíceps (los músculos frontales de tu antebrazo) no son tan importantes para blandir tu shinai. Puedes acabar dando mandobles a lo Schwarzenegger:

 

Tronco inferior (piernas, caderas y abdominales)

En mi opinión, mejorar esta zona del cuerpo es lo principal para la mayoría de kendokas. Por eso, todos los entrenamientos del Nanseikan empiezan con zokin. Correr (como comentaba Caleb en su post) también es muy beneficioso, como el ciclismo, que es mi favorito personal. Otros ejercicios estáticos como zancadas o burpees también son muy buenos: hay muchas series diferentes. La natación también es muy buena, sobre todo los estilos basados en pierna porque desarrollan la fuerza de éstas. Por último, practicar ashi-sabaki en tu tiempo libre es bueno sí o sí, porque desarrolla los músculos adecuados de tu pierna.

Tronco superior (hombros, brazos, pecho y espalda)

En mi opinión, los mejores ejercicios de tronco superior se basan en los movimientos propios del kendo. Sólo a partir de 16 años se deberían hacer pesas. Los ejercicios de peso libre son los más adecuados, ya que tienes que blandirlas, como un shinai. Sin embargo, hacer suburi con suburi-to (ese bokken pesado del dojo) es mucho mejor. También ayudan las mancuernas para fortalecer las muñecas, pero de nuevo, sólo a partir de la pubertad.

Más allá del entrenamiento de fuerza
Aunque casi todo mi cross-training suele estar enfocado a mejorar mi fuerza o forma, hay otros tipos de ejercicio, menos físicos, que también nos ayudan en nuestro kendo:
  • Meditación: Nos ayuda a calmar la mente y concentrarnos mejor. Los beneficios de la meditación son difíciles de describir, quizá porque son diferentes para cada persona, pero son ciertamente beneficiosos para el kendoka. No tienes que meditar durante mucho tiempo seguido: con unos cinco minutos te basta para empezar, pero debes practicar con constancia. Cada día y a la misma hora de ser posible.  Haz simplemente lo mismo que hacemos en Mokuso: si te resulta difícil (y probablemente te lo parecerá) intenta concentrarte en escuchar cada sonido de tu entorno, incluso los más débiles, y en todas las direcciones.
  • Tai Chi: esta antigua disciplina china es un poco como meditar en movimiento. Se enfoca en la respiración y el movimiento total del cuerpo en armonía. Los movimientos se basan en el Kung Fu… o los del Kung Fu se basan en el Tai Chi, no estoy seguro. Por supuesto, necesitarás un instructor, pero ésta es probablemente la mejor arte marcial para combinar con kendo.
  • Yoga: una antigua disciplina india que se ha hecho muy popular, y que como el Tai Chi se concentra en la respiración y los movimientos armoniosos del cuerpo en diferentes posiciones [asanas] que estiran los músculos y estimulan la energía interna. De nuevo, necesitarás sacar tiempo para clases de yoga aparte de tus clases de kendo.

Bueno, este post ha quedado un poco largo: espero que hayáis llegado hasta el final. ¡Buen cross-training!

(C) Ben Sheppard 2o10

Pincha aquí para leer el original en inglés.

¿Qué hago yo corriendo por esta montaña arriba y abajo?

Empezamos hoy a traducir, con su permiso, algunos de los interesantes posts del dojo Nanseikan de Melbourne, Australia. El autor del blog de Nanseikan es su instructor Ben Sheppard: son reflexiones surgidas directamente de la enseñanza y la práctica diaria, y vienen a demostrar, entre otras cosas, que lo que nos intriga y seduce del kendo trasciende fronteras. Incluso hemisferios.

Por Caleb Paul, miembro del Melbourne Nanseikan.

 

 

Caleb corriendo el Monte Tiger de Taiwan

¿Que por qué corro por una montaña en esta foto (lo hago cinco veces al día, además con todas esas escaleras? Fijaos en lo que dice este artículo sobre crosstraining en Runners World.

Hay tres razones fundamentales por las que combino entrenamientos:

1. Esta quizá no se aplique a muchos de vosotros: como soy viejo, tengo que variar mi entrenamiento para no lesionarme ni quemarme al repetir y repetir y repetir. Desde el punto de vista del físico, simplemente no podría hacer kendo a diario.

Gracias al senderismo, la MTB, el gimnasio y algo de surf, soy capaz de hacer ejercicio cada día (más de una vez al día a veces, en realidad), y tener una forma que me sería imposible de obtener si solamente hiciera kendo. Para que os hagáis una idea, entre esto y una mejora en la dieta he perdido más de 17 kilos en once meses que llevo en Taiwan; y puedo aguantar en rutas largas más que muchos de mis compañeros diez años más jóvenes. Hace unos pocos meses fui de excursión a un templo en las afueras de Taipei con uno de mis mejores amigos aquí, que está bastante bien de forma. Queríamos comprobar cuánto nos llevaría subir los 1200 escalones: 14 minutos. Eso son 1,43 pasos por segundo. Yo no me entreno en un sentido convencional, no hago pesas, sino que busco sesiones cortas, muy intensas, no para ganar fuerza sino forma. De esas que te tienen todo el tiempo resoplando, pero que son las que necesitas para no resoplar en un kakari geiko, por ejemplo.

Mirad este vídeo:


(este tipo tiene un montón de vídeos buenos)

2. Durante los últimos meses he estado peleando con una lesión realmente molesta entre el pulgar y la muñeca. Otra vez: si solamente hiciera kendo, no entrenaría nada. He tenido que dejar de entrenar como un burro en kendo y medirme más, y trabajo físico de otros modos. Si una parte de mi cuerpo se lesiona puedo modificar el énfasis de mi entrenamiento. ¿Me duele el hombro? Hago más senderismo o más bici. ¿Me duele el tobillo? Hago más tronco superior y core.

3. Finalmente, la motivación es un factor importante para mí. Soy del tipo de persona que se aburre haciendo lo mismo todo el rato: no podría hacer kendo a diario tampoco desde el punto de vista psicológico. Haciendo más actividades me mantengo fresco mentalmente y mi entusiasmo por el kendo sigue por las nubes. El cross training consigue también que cuando me atasco (0 me aburro) con mi kendo no me desanime: no siento que todo es un asco. Combinar no parece muchas veces “entrenar” (aunque los pulmones digan lo contrario), porque es muy divertido.

(C) Caleb Paul 2008

Pincha aquí para leer el original en inglés.

Kuzushii

Empezamos hoy a traducir, con su permiso, algunos de los interesantes posts del dojo Nanseikan de Melbourne, Australia. El autor del blog de Nanseikan es su instructor Ben Sheppard: son reflexiones surgidas directamente de la enseñanza y la práctica diaria, y vienen a demostrar, entre otras cosas, que lo que nos intriga y seduce del kendo trasciende fronteras. Incluso hemisferios. Ichi gan, Ni soku. Primero la mirada, después los pies. A partir de ahí todo empieza a liarse un montón con conceptos como bravura, espíritu, seme, tame, términos difíciles para españoles, uruguayos, mexicanos, japoneses y australianos. Y como a Ben Sheppard también le preocupa, este mes hemos elegido para traducir este brevísimo post: no hace falta decir nada más.

 

 

Tranquilos, todos estaban fuera cuando se cayó

Existe una palabra para lo que hacen los kendokas de mayor nivel para crear un hueco o una oportunidad de ataque: kuzushii. A menudo se traslada como desequilibrar  o perturbar, pero también puede significar romper, demoler, ceder, desplomarse. Se representa con un bonito kanji, hecho de una montaña posada sobre dos lunas.

Cómo crear kuzushii en tu contrario es precisamente lo que todo kendoka pasará su vida estudiando, pero creo que la imagen del edificio de arriba es un buen icono para imaginarte lo que le pasa por dentro a tu oponente.

Fuente original en inglés

(C)  Texto e imágnes de Ben Sheppard. Todos los derechos reservados

Older posts

© 2017 ¿que haces QUÉ?

Theme by Anders NorenUp ↑

A %d blogueros les gusta esto: