Otro clásico: Taniguchi sensei, uno de los últimos novenos danes, probando en keiko a un séptimo dan (Ishida sensei) y dos octavos danes.

Taniguchi sensei tenía en esta demostración (durante el quincuagésimo Campeonato de Japón, en 2002) 82 años. Falleció en 2009.

Otro clásico: Taniguchi sensei, uno de los últimos novenos danes, probando en keiko a un séptimo dan (Ishida sensei) y dos octavos danes.  <span class='embed-youtube' style='text-align:center; display: block;'><iframe class='youtube-player' type='text/html' width='420' height='315' src='http://www.youtube.com/embed/-myBW-ubCiU?version=3&rel=1&fs=1&showsearch=0&showinfo=1&iv_load_policy=1&wmode=transparent' frameborder='0' allowfullscreen='true'></iframe></span>  Taniguchi sensei tenía en esta demostración (durante el quincuagésimo Campeonato de Japón, en 2002) 82 años. Falleció en 2009.  taniguchisenseiSin leer japonés, es difícil encontrar datos sobre los novenos danes que quedan, aunque son menos de cinco. Maruta sensei todavía visita su dojo y enseña, aunque no pueda practicar. Todavía entrena Inoue sensei, también en Kyoto.  Sobre el teclado, es difícil describir técnicamente lo que convierte a los tres jóvenes en alumnos haciendo Uchikomi o Kakari geiko. El Kyudan, como en su momento el Yudan, tiene que ver más con una presencia. Con el espíritu si se quiere. En el año 2001 la ZNKR decidió dejar de otorgar novenos danes, pues quedaban ya muy pocos con vida como para formar el comité que decide su distinción. El Octavo Dan Hanshi es, hoy por hoy, el más alto rango que puede alcanzarse. Mención aparte merecen los altos grados del Dai Nippon Butokukai, que observa su propio sistema de rangos.Sin leer japonés es difícil encontrar datos sobre los novenos danes que quedan, aunque son menos de cinco. Maruta sensei todavía visita su dojo y enseña, aunque no pueda practicar. Todavía entrena Inoue sensei, también en Kyoto.

Es difícil describir técnicamente lo que convierte a los tres jóvenes en alumnos haciendo Uchikomi o Kakari geiko. El Kyudan, como en su momento el Yudan, tiene que ver más con una presencia. Con el espíritu si se quiere. En el año 2001 la ZNKR decidió dejar de otorgar novenos danes, pues quedaban ya muy pocos con vida como para formar el comité que decide su distinción. El Octavo Dan Hanshi es, hoy por hoy, el más alto rango que puede alcanzarse. Mención aparte merecen los altos grados del Dai Nippon Butokukai, que observa su propio sistema de rangos.