Hace tiempo que debíamos estas palabras a Álex.

Quien haya tenido la suerte de entrenar con Álex Acosta en Madrid sabrá de su paciencia, compromiso con el kendo y creatividad.  Por eso muchos lamentamos perderle cuando emigró a Japón para establecerse allí y seguir entrenando.

Pero kendo es kendo en todas partes, también en el estudio y la tableta gráfica de este arquitecto que mientras aprendía japonés, analizaba los usos del espacio en el país del kendo (y los compartía con los españoles a través de la red) ha diseñado junto a un compañero Kendomania, una colección de cartoons como estos:

kendo_line_sticker1

Kendomania es una colección de iconos para chatear en la red LINE. Humorísticos, claro, pero con un diseño delicadamente complejo debajo de su apariencia de sencillez: si bien encontraremos nuestros lugares comunes favoritos (la piñata de aquí arriba, un buen biru-geiko o un imposible tameshigiri con shinai) también descubriremos cómo decir “en kendoka” que nos estamos mudando, que nos hemos enamorado o que nuestro shinai, como la alfombra de Aladino, ha adquirido vida propia.

kendo_line_sticker2

No es la primera vez que encontramos a kendokas, o budokas en general, llevando nuestra pasión más allá del dojo. Tampoco es que ocurra sólo con nosotros: ahí está Quique Peinado haciendo literatura política con el Rayo Vallekano, o su misma casa, Libros del KO, con su fascinante catálogo de fútbol y boxeo. Aquí mismo hemos podido compartir algunas joyas como el diseño gráfico de Mochi Studio sobre montaje de shinais, fotografías de todo el mundo, las crónicas kendokas de Danimaru,  o pequeñas aventuras en la blogosfera como esta misma web. O nuestras camisetas.

Sin embargo todavía se ven determinadas expresiones de acercamiento al budo como irrespetuosas o frívolas cuando deberíamos tomarlas como lo que son: manifestaciones gráficas de que hacemos kendo, leemos kendo, respiramos kendo y creamos kendo dentro y fuera de los dojos. Que entre nosotros haya atletas, profesores, escritores, madres, artistas o científicos es un valor para la difusión del kendo, como no podría ser de otro modo.

Mientras tanto, podéis adquirir y descargar Kendomania para vuestro móvil en la tienda LINE. Nosotros no nos llevamos nada de esto, más que la satisfacción de saber que allí lejos un compañero sigue en el camino, y de qué manera.