Después de una semana de no poder ni avisar, regresa el orco. Y he aquí el grueso de mis armas de budôka:

!Armas en su sitio!

!Armas en su sitio!

Encajando perfectamente entre dos de las tres librerías de cómics y libros que he estado mudando durante el puente pasado. Y han sido lo menos “traumático”. Pero no se preocupen, ya he vuelto. A ver si mi intermitencia no me impide seguir mostrándoles fotos cada jueves.