Los flickeros conoceréis sus fotos de los grupos que coordina el siempre referente George McCall. Así es como yo misma contacté con él, aunque nunca hemos pasado de comentarios mutuos sobre nuestras imágenes: corteses los suyos, admirados los míos. Este ingeniero californiano se define con mucha simpleza:

Just a guy with a few hobbies, amateur photographer, kenshi…

La misma simpleza con la que Vincent Liu se describe la podemos encontrar en su obra. Sus fotografías (de kendo y no sólo de kendo) parten de una búsqueda de la sencillez que, a la vez, denota una profundidad poco habitual en las formas convencionales de retratar el kendo:

Mom's Care, kendo picture by Vicent Liu

Mom’s care

Smile!

Smile!

Liu no se dedica profesionalmente a la fotografía (trabaja como ingeniero electrónico de sonido) y quizá por eso su obra no es tan abundante como la de otros fotógrafos. También ha capturado con su cámara los campeonatos y torneos de kendo, los shiaijos, los himos enredándose en el men, los inevitables nuki do que todos, sin excepción, seguimos buscando a ver si encontramos otra imagen definitiva, otro tsuki de Eiga.

Pero no son ni mucho menos lo que más le importa, y eso es precisamente lo más atractivo de sus colecciones. Liu se deja la mística guardada con el limpialentes y se detiene a buscar las risas, el sudor, los tropezones y hasta ESOS MOMENTOS en el kata en el que esperas que nadie más que tú se haya dado cuenta.

Kobayashi sensei from Japan, kendo picture by vincent liu

Kobayashi sensei

Algunas de las mejores instantáneas de Liu son las de niños. Los de su dojo, Butokuden, en Irvine, California (el dojo fundado por Taro Ariga, el CEO de eBogu.com) y los de la Southern California Kendo Organization.

SCKO vs. NCKF, kendo picture by Vincent Liu

SCKO vs. NCKF

Hiki-Men

Hiki Men

A veces nos preguntamos cómo sería la fotografía perfecta de kendo. Hay quienes dicen que la fotografía de kendo es aburrida. Incluso que la fotografía de otras artes marciales también lo es: yo no creo que se trate de eso, sino de que los objetivos siguen buscando fotografías de kendo, y no fotografías de los kenshis. En definitiva, no somos más que un montón de hombres y mujeres tratando de buscar algo. Esa búsqueda es la que muchos (como Urtoroth, como Galle, como Ametxa, como Liu) tratan de capturar.

Podéis conocer algo más del trabajo fotográfico de Vincent Liu en su Tumblr, A Moment in Time.