Haz click en la imagen para verla en tamaño grande.

¡Suelta mi esterilla!

¡Suelta mi esterilla!

Las bromas, quiero decir. Dentro de la seriedad de la práctica, en determinadas situaciones, tenemos espacio para reírnos. Si no nos divirtiéramos, nada de esto tendría sentido.