¿que haces QUÉ?

Kendo. ¿Kempo? No, kendo. ¿Kenzo? No, kendo, el arte marcial ¿Judo? No, kendo. ¿Tendo? No, mira, te lo explico aquí que acabamos antes

La suerte del zurdo

Si hubiera más zurdos que diestros, todo sería al revés.

La vida de un zurdo suele ser jodidilla. Todo tipo de herramientas de lo más usual pueden llegar a ser un mini infiernito: tazas para diestros, tijeras para costura que te destrozan el pulgar, ratones de ordenador ergonómicos… para diestros, que provocan divertidas tendinitis. Y no hablemos de la herramienta profesional de la construcción. Al parecer todos los obreros de la construcción son diestros: me gustaría ver qué dice de eso el INEM.

Si hubiera más zurdos que diestros, todo sería al revés.  La vida de un zurdo suele ser jodidilla. Todo tipo de herramientas de lo más usual pueden llegar a ser un mini infiernito: tazas para diestros, tijeras para costura que te destrozan el pulgar, ratones de ordenador ergonómicos... para diestros, que provocan divertidas tendinitis. Y no hablemos de la herramienta profesional de la construcción. Al parecer todos los obreros de la construcción son diestros: me gustaría ver qué dice de eso el INEM.    O que de pequeño esa encantadora profesora de Infantil te diga a los 4 años que tienes que ser diestro por sus ovarios. Crecí en los ochenta y esas cosas todavía pasaban. Eso sí: yo tenía una madre con cabeza que a la profesora de Infantil  la mandó a hacer najas.  Aparte de esas cosas ser zurdo es la hostia. ¿El uso de la katana? Nos cuesta un poco menos que a un diestro. El uso de la mano derecha en la espada japonesa suele ser para orientar el corte, y la izquierda es más determinante en la velocidad y la potencia. Por eso escuchamos a menudo que "la mano izquierda manda".  Existe una dificultad extendida en kendo y iaido con el uso excesivo de la mano derecha en los cortes. Un zurdo no debería tener esa dificultad, o no en exceso.  Además, si usas la mano derecha, aparte de no hacerlo bien acabarás muy probablemente lesionado.  ¿Por qué? En realidad, el manejo de nuestra espada se basa en la ley física de la palanca:  Cuando aplicas una fuerza a través de un objeto de cierta longitud (como puede ser un iaito o un shinai) la forma de generar más potencia está en los extremo; uno donde aplicas la fuerza y el otro a dónde se transmite esa fuerza amplificada.  Cuanto más  cerca esté el punto de palanca, mayor será la fuerza y menor el esfuerzo.  F1 · d1 = F2 · d2   Si el fulcro (o punto de apoyo) es la mano derecha,  d2 sería nuestra mano izquierda. d1 sería el kisaki.  ¿Por qué cuando lanzamos el palo (o le damos un estacazo a alguien) lo cogemos por un extremo y atizas con el otro? Porque así damos más fuerte. Así ejercemos más potencia, aplicamos más energía.  Por eso agarramos la katana con la mano izquierda más cerca del tsuka-gashira: para ejercer más fuerza. La exaactitud, la dirección, son responsabilidades de la derecha. Cada una se encarga de una función.  ¿Y si la mayoría de la humanidad sois diestros, por qué no se hace al revés? Pues por el LOL porque precisamente vuestra mano izquierda es menos precisa: no cogéis los palillos con con la izquierda ni escribís con ella. La derecha se encarga de la precisión, y la izquierda de "lanzar".  ¿Qué os pasa a los diestros en kendo (mi señora lo es)? No separáis potencia de precisión: acostumbrados a ser diestros, lo ejecutáis todo con la misma mano. Por eso a veces suben demasiado las puntas del shinai (o el iaito baja como y por dónde quiere).  Los zurdos tenemos una segunda ventaja: como estamos acostumbrados a usar la izquierda la controlamos. Y además, podemos cargar la fuerza exacta, ni más ni menos, en nuestros cortes. O como muestra el dibujito:    ¿Y cual es la tercera ventaja que tenemos los zurd@s para iaido y kendo? Somos más guapos, rápidos, diestros e inteligentes.  Y con poco ego.

Qué siniestro

O que de pequeño esa encantadora profesora de Infantil te diga a los 4 años que tienes que ser diestro por sus ovarios. Crecí en los ochenta y esas cosas todavía pasaban. Eso sí: yo tenía una madre con cabeza que a la profesora de Infantil la mandó a hacer najas.

Aparte de esas cosas ser zurdo es la hostia. ¿El uso de la katana? Nos cuesta un poco menos que a un diestro. El uso de la mano derecha en la espada japonesa suele ser para orientar el corte, y la izquierda es más determinante en la velocidad y la potencia. Por eso escuchamos a menudo que “la mano izquierda manda”.

Existe una dificultad extendida en kendo y iaido con el uso excesivo de la mano derecha en los cortes. Además, si usas la mano derecha, aparte de no hacerlo bien acabarás muy probablemente lesionado.  Un zurdo no debería tener esa dificultad, o no en exceso.

¿Por qué? En realidad, el manejo de nuestra espada se basa en la ley física de la palanca:

Cuando aplicas una fuerza a través de un objeto de cierta longitud (como puede ser un iaito o un shinai) la forma de generar más potencia está en los extremos; uno donde aplicas la fuerza y el otro a donde se transmite esa fuerza amplificada.

Cuanto más  cerca esté el punto de palanca, mayor será la fuerza y menor el esfuerzo.

F1 · d1 = F2 · d2 Si hubiera más zurdos que diestros, todo sería al revés.  La vida de un zurdo suele ser jodidilla. Todo tipo de herramientas de lo más usual pueden llegar a ser un mini infiernito: tazas para diestros, tijeras para costura que te destrozan el pulgar, ratones de ordenador ergonómicos... para diestros, que provocan divertidas tendinitis. Y no hablemos de la herramienta profesional de la construcción. Al parecer todos los obreros de la construcción son diestros: me gustaría ver qué dice de eso el INEM.    O que de pequeño esa encantadora profesora de Infantil te diga a los 4 años que tienes que ser diestro por sus ovarios. Crecí en los ochenta y esas cosas todavía pasaban. Eso sí: yo tenía una madre con cabeza que a la profesora de Infantil  la mandó a hacer najas.  Aparte de esas cosas ser zurdo es la hostia. ¿El uso de la katana? Nos cuesta un poco menos que a un diestro. El uso de la mano derecha en la espada japonesa suele ser para orientar el corte, y la izquierda es más determinante en la velocidad y la potencia. Por eso escuchamos a menudo que "la mano izquierda manda".  Existe una dificultad extendida en kendo y iaido con el uso excesivo de la mano derecha en los cortes. Un zurdo no debería tener esa dificultad, o no en exceso.  Además, si usas la mano derecha, aparte de no hacerlo bien acabarás muy probablemente lesionado.  ¿Por qué? En realidad, el manejo de nuestra espada se basa en la ley física de la palanca:  Cuando aplicas una fuerza a través de un objeto de cierta longitud (como puede ser un iaito o un shinai) la forma de generar más potencia está en los extremo; uno donde aplicas la fuerza y el otro a dónde se transmite esa fuerza amplificada.  Cuanto más  cerca esté el punto de palanca, mayor será la fuerza y menor el esfuerzo.  F1 · d1 = F2 · d2   Si el fulcro (o punto de apoyo) es la mano derecha,  d2 sería nuestra mano izquierda. d1 sería el kisaki.  ¿Por qué cuando lanzamos el palo (o le damos un estacazo a alguien) lo cogemos por un extremo y atizas con el otro? Porque así damos más fuerte. Así ejercemos más potencia, aplicamos más energía.  Por eso agarramos la katana con la mano izquierda más cerca del tsuka-gashira: para ejercer más fuerza. La exaactitud, la dirección, son responsabilidades de la derecha. Cada una se encarga de una función.  ¿Y si la mayoría de la humanidad sois diestros, por qué no se hace al revés? Pues por el LOL porque precisamente vuestra mano izquierda es menos precisa: no cogéis los palillos con con la izquierda ni escribís con ella. La derecha se encarga de la precisión, y la izquierda de "lanzar".  ¿Qué os pasa a los diestros en kendo (mi señora lo es)? No separáis potencia de precisión: acostumbrados a ser diestros, lo ejecutáis todo con la misma mano. Por eso a veces suben demasiado las puntas del shinai (o el iaito baja como y por dónde quiere).  Los zurdos tenemos una segunda ventaja: como estamos acostumbrados a usar la izquierda la controlamos. Y además, podemos cargar la fuerza exacta, ni más ni menos, en nuestros cortes. O como muestra el dibujito:    ¿Y cual es la tercera ventaja que tenemos los zurd@s para iaido y kendo? Somos más guapos, rápidos, diestros e inteligentes.  Y con poco ego.

Si el fulcro (o punto de apoyo) es la mano derecha,  d2 sería nuestra mano izquierda. d1 sería el kisaki.

Si hubiera más zurdos que diestros, todo sería al revés.  La vida de un zurdo suele ser jodidilla. Todo tipo de herramientas de lo más usual pueden llegar a ser un mini infiernito: tazas para diestros, tijeras para costura que te destrozan el pulgar, ratones de ordenador ergonómicos... para diestros, que provocan divertidas tendinitis. Y no hablemos de la herramienta profesional de la construcción. Al parecer todos los obreros de la construcción son diestros: me gustaría ver qué dice de eso el INEM.    O que de pequeño esa encantadora profesora de Infantil te diga a los 4 años que tienes que ser diestro por sus ovarios. Crecí en los ochenta y esas cosas todavía pasaban. Eso sí: yo tenía una madre con cabeza que a la profesora de Infantil  la mandó a hacer najas.  Aparte de esas cosas ser zurdo es la hostia. ¿El uso de la katana? Nos cuesta un poco menos que a un diestro. El uso de la mano derecha en la espada japonesa suele ser para orientar el corte, y la izquierda es más determinante en la velocidad y la potencia. Por eso escuchamos a menudo que "la mano izquierda manda".  Existe una dificultad extendida en kendo y iaido con el uso excesivo de la mano derecha en los cortes. Un zurdo no debería tener esa dificultad, o no en exceso.  Además, si usas la mano derecha, aparte de no hacerlo bien acabarás muy probablemente lesionado.  ¿Por qué? En realidad, el manejo de nuestra espada se basa en la ley física de la palanca:  Cuando aplicas una fuerza a través de un objeto de cierta longitud (como puede ser un iaito o un shinai) la forma de generar más potencia está en los extremo; uno donde aplicas la fuerza y el otro a dónde se transmite esa fuerza amplificada.  Cuanto más  cerca esté el punto de palanca, mayor será la fuerza y menor el esfuerzo.  F1 · d1 = F2 · d2   Si el fulcro (o punto de apoyo) es la mano derecha,  d2 sería nuestra mano izquierda. d1 sería el kisaki.  ¿Por qué cuando lanzamos el palo (o le damos un estacazo a alguien) lo cogemos por un extremo y atizas con el otro? Porque así damos más fuerte. Así ejercemos más potencia, aplicamos más energía.  Por eso agarramos la katana con la mano izquierda más cerca del tsuka-gashira: para ejercer más fuerza. La exaactitud, la dirección, son responsabilidades de la derecha. Cada una se encarga de una función.  ¿Y si la mayoría de la humanidad sois diestros, por qué no se hace al revés? Pues por el LOL porque precisamente vuestra mano izquierda es menos precisa: no cogéis los palillos con con la izquierda ni escribís con ella. La derecha se encarga de la precisión, y la izquierda de "lanzar".  ¿Qué os pasa a los diestros en kendo (mi señora lo es)? No separáis potencia de precisión: acostumbrados a ser diestros, lo ejecutáis todo con la misma mano. Por eso a veces suben demasiado las puntas del shinai (o el iaito baja como y por dónde quiere).  Los zurdos tenemos una segunda ventaja: como estamos acostumbrados a usar la izquierda la controlamos. Y además, podemos cargar la fuerza exacta, ni más ni menos, en nuestros cortes. O como muestra el dibujito:    ¿Y cual es la tercera ventaja que tenemos los zurd@s para iaido y kendo? Somos más guapos, rápidos, diestros e inteligentes.  Y con poco ego.

Obsérvese el delicado tenouchi

¿Por qué cuando lanzamos el palo (o le damos un estacazo a alguien) lo cogemos por un extremo y atizamoscon el otro? Porque así damos más fuerte. Así ejercemos más potencia, aplicamos más energía.

Por eso agarramos la katana con la mano izquierda más cerca del tsuka-gashira: para ejercer más fuerza. La exactitud, la dirección, son responsabilidades de la derecha. Cada una se encarga de una cosa.

¿Y si la mayoría de la humanidad sois diestros, por qué no se hace al revés? Pues por el LOL porque precisamente vuestra mano izquierda es menos precisa: no cogéis los palillos con con la izquierda ni escribís con ella. La derecha se encarga de la precisión, y la izquierda de “lanzar”.

¿Qué os pasa a los diestros en kendo (mi señora lo es)? No separáis potencia de precisión: acostumbrados a ser diestros, lo ejecutáis todo con una misma mano. Por eso a veces suben demasiado las puntas del shinai (o el iaito baja cómo y por dónde quiere).

Los zurdos tenemos una segunda ventaja: como estamos acostumbrados a usar la izquierda la controlamos. Y además, podemos cargar la fuerza exacta, ni más ni menos, en nuestros cortes. O como muestra el dibujito:

Si hubiera más zurdos que diestros, todo sería al revés.  La vida de un zurdo suele ser jodidilla. Todo tipo de herramientas de lo más usual pueden llegar a ser un mini infiernito: tazas para diestros, tijeras para costura que te destrozan el pulgar, ratones de ordenador ergonómicos... para diestros, que provocan divertidas tendinitis. Y no hablemos de la herramienta profesional de la construcción. Al parecer todos los obreros de la construcción son diestros: me gustaría ver qué dice de eso el INEM.    O que de pequeño esa encantadora profesora de Infantil te diga a los 4 años que tienes que ser diestro por sus ovarios. Crecí en los ochenta y esas cosas todavía pasaban. Eso sí: yo tenía una madre con cabeza que a la profesora de Infantil  la mandó a hacer najas.  Aparte de esas cosas ser zurdo es la hostia. ¿El uso de la katana? Nos cuesta un poco menos que a un diestro. El uso de la mano derecha en la espada japonesa suele ser para orientar el corte, y la izquierda es más determinante en la velocidad y la potencia. Por eso escuchamos a menudo que "la mano izquierda manda".  Existe una dificultad extendida en kendo y iaido con el uso excesivo de la mano derecha en los cortes. Un zurdo no debería tener esa dificultad, o no en exceso.  Además, si usas la mano derecha, aparte de no hacerlo bien acabarás muy probablemente lesionado.  ¿Por qué? En realidad, el manejo de nuestra espada se basa en la ley física de la palanca:  Cuando aplicas una fuerza a través de un objeto de cierta longitud (como puede ser un iaito o un shinai) la forma de generar más potencia está en los extremo; uno donde aplicas la fuerza y el otro a dónde se transmite esa fuerza amplificada.  Cuanto más  cerca esté el punto de palanca, mayor será la fuerza y menor el esfuerzo.  F1 · d1 = F2 · d2   Si el fulcro (o punto de apoyo) es la mano derecha,  d2 sería nuestra mano izquierda. d1 sería el kisaki.  ¿Por qué cuando lanzamos el palo (o le damos un estacazo a alguien) lo cogemos por un extremo y atizas con el otro? Porque así damos más fuerte. Así ejercemos más potencia, aplicamos más energía.  Por eso agarramos la katana con la mano izquierda más cerca del tsuka-gashira: para ejercer más fuerza. La exaactitud, la dirección, son responsabilidades de la derecha. Cada una se encarga de una función.  ¿Y si la mayoría de la humanidad sois diestros, por qué no se hace al revés? Pues por el LOL porque precisamente vuestra mano izquierda es menos precisa: no cogéis los palillos con con la izquierda ni escribís con ella. La derecha se encarga de la precisión, y la izquierda de "lanzar".  ¿Qué os pasa a los diestros en kendo (mi señora lo es)? No separáis potencia de precisión: acostumbrados a ser diestros, lo ejecutáis todo con la misma mano. Por eso a veces suben demasiado las puntas del shinai (o el iaito baja como y por dónde quiere).  Los zurdos tenemos una segunda ventaja: como estamos acostumbrados a usar la izquierda la controlamos. Y además, podemos cargar la fuerza exacta, ni más ni menos, en nuestros cortes. O como muestra el dibujito:    ¿Y cual es la tercera ventaja que tenemos los zurd@s para iaido y kendo? Somos más guapos, rápidos, diestros e inteligentes.  Y con poco ego.

Dadme una katana y moveré el mundo

¿Y cual es la tercera ventaja que tenemos los zurd@s para iaido y kendo? Somos más guapos, rápidos, diestros e inteligentes.

Y casi sin ego.

8 Comments

  1. El mundo es nuestro!
    (a veces me da vergüenza decirle a los profes que soy zurdo, porque temo parecer más paquete todavía)

  2. Excelente artículo, muy interesante. Por fin un motivo para alegrarme de ser zurdo. ;) jaja.

  3. Por cierto, los agregaré a mi lista de blogs amigos, o blogroll, o como quieran llamarle. ;)

    Saludos!

  4. Pues yo soy zurda, zurda de las que la derecha es tonta perdida y no veo tantas facilidades. Al empezar pense que me seria más facil pero me equivoque. Depende en que ejercicios siento que me cuesta más que a los diestros.

    • Cada uno tiene sus dificultades, yo resolví el problema de la potencia con la derecha con cierta facilidad. Shiho giri por ejemplo es complicada para todos, pero a mi me costo mas realizarla que aprenderla.

  5. Hola, se que vengo a comentar un post viejo, pero me interesó el comentario; porque resulta que soy zurdo y la verdad me cuesta montones. Al contrario de Leva, que escribía arriba, si bien mi mano izquierda es dominante, tengo un uso bastante bueno de la mano derecha (creo que igual por adaptación nos pasa un tanto la mayoría de los zurdos), solo que el buen uso se centra en que la mano derecha es la que uso para tareas que requieran más fuerza que control, con lo que en kendo…

    Encima soy bastante torpe en general lo que se refleja en cosas como dar mal los pasos en ashi sabaki por cambiar los pies de lugar (menos ahora, un año después, pero todavía me cuesta) y cosas de esas. Cuando entré al dojo, le plantee el tema de la zurdera a sensei, y el me dijo que no me preocupase, pero no se, a mi me estorba. Por otro lado me he acostumbrado tanto al kamae, que las veces que (por probar) cambié la posición de las manos me pareció sumamente anti-natural…

© 2017 ¿que haces QUÉ?

Theme by Anders NorenUp ↑

A %d blogueros les gusta esto: