¿que haces QUÉ?

Kendo. ¿Kempo? No, kendo. ¿Kenzo? No, kendo, el arte marcial ¿Judo? No, kendo. ¿Tendo? No, mira, te lo explico aquí que acabamos antes

La gallina dijo Eureka

las niñas que están aprendiendo a jugar al Catán en esta foto son mis vecinas del pueblo, donde paso las Navidades siempre que puedo. Y como en dos días llegarán los Reyes, voy a contaros algunas preguntas que me han ido haciendo estos días sobre kendo, iaido, katanas y más cosas

¿Y entonces puedo cambiar trigo por madera?

Las niñas que están aprendiendo a jugar al Catán en esta foto son mis vecinas del pueblo, donde paso las Navidades siempre que puedo.

En casa de mis padres dispongo de un hermoso patio al sol donde hacer cortes y suburi sin temor a cargarme las lámparas. Mis dos vecinitas sienten una gran curiosidad por esos movimientos. La mayor se ha pasado al tenis después de un año en taekwondo, mientras que la pequeña parece estarle cogiendo el tranquillo al judo. Y para los que hayan entendido la petarda sutil referencia del título: como en dos días llegarán los Reyes, voy a contaros algunas preguntas que me han ido haciendo estos días.

¿Con esta espada se puede matar un cerdo?

Haceos cargo: somos manchegas, y en estas fechas…

¿Es verdad que un niño de Valencia que hacía kendo mató a sus padres y a su hermana con una katana?

No, no lo es. Y, señor tutor de 6ºB, que ha hecho esta advertencia (really) el día de las vacaciones: cuando una niña le pregunte algo que desconoce o quiera hablar de una tragedia, recuerde al menos que vive usted en la comarca de Calatrava, tierra de caza menor, y cada año enterramos al menos a un montero por un accidente tonto. El kendo no se practica con katana sino con shinai, pero no se preocupe que ya se lo explico yo a la cría en vez de acojonarla.

¿El shinai hace mucho daño?

No, claro. Si lo coges bien, te das cuenta de que no pesa casi. Lo mejor es dejarles que lo cojan, y si están por aquí cuando mi pareja y yo cortamos, les dejamos el bokken. No se aburren, no se meten en medio, evitamos accidentes… y de momento no hemos pasado de la fase que, al darse cuenta de que esto es repetir, repetir y repetir, se cansan pronto y se van a ver la tele. Lo cual es muy útil si estás entrenando, pero algo descorazonador si quieres hacer cantera.

¿En qué se diferencian los koreanos de los japoneses?

Esta pregunta es de mi vecina A, la mayor. Y como comprobaréis más abajo, no es ni con mucho la pregunta más difícil que me han hecho. Sí la más compleja y la que más me intrigó: abrí una discusión en Facebook para comentarlo, porque como todos tengo mis prejucios y no era plan de transmitírselos a la chavala. Pero lo impresionante es que A, que no sabe de kendo más que lo que ve en Youtube conmigo, ve diferencia. No sabe lo que es pero lo ve y, más flipante aún, dice que lo oye.

Estos fueron los vídeos que le puse:

¿Y ese del vídeo qué cinturón tiene? ¿Y ese otro? ¿Y tú? ¿Y eso es más que el amarillo-naranja?

Ese del vídeo no era ni más ni menos que Jigoro Kano, fundador del Judo, en un vídeo que veréis el viernes que viene. Con cinco años, mi vecina B se sabe de memoria los colores de los kyus (exactamente como yo cuando me cambiaron el primer cinturón de karate) y asegura que no se va a desapuntar hasta que no se saque EL NEGRO.

Le expliqué que cambiar de color está muy bien, pero que lo bueno de verdad empezará cuando le pongan EL NEGRO, que será como cuando empiece la ESO del Judo. Y que si fuera japonesa llevaría uno blanco todo el tiempo hasta ese momento, y que nosotros no llevamos cinturón bajo la falda (que las vuelve locas a las dos). Afortunadamente me he traído un kaku obi blanco para reforzar mi tesis, porque B sospecha que le estoy vacilando.

¿Cuál es el golpe de matar?

A se refería a la diferencia entre puntos y KO del taekwondo. Le expliqué que los cuatro son puntos de matar, pero la explicación no le terminó de convencer.

¿Y quién gana?

En competición, maticé, el que marca antes dos puntos.

¿Y cuáles son las técnicas de esquivar?

Le dije que en kendo no hay, al menos no las que ella entiende por esquivar en taekwondo. No es cierto, claro, aunque A me preguntaba cómo zafarse de un ataque. Si llega el caso, que aprenda ella sola ESO QUE ESTÁIS PENSANDO.

Le dije también que existen contraataques, pero que la esencia de éstos tiene más que ver con provocar el ataque para colocarte en una situación ventajosa. B, la pequeña judoka, lo entendió; pero A seguía pensando en lo que yo le había dicho de que no me zafo.

¿Y si te da?

Pues si me da, me da. También aprendo cuando me dan.

¡Pero entonces nunca ganas!

Gano a veces, otras no. Suelo perder muchas más veces de las que gano, pero eso no es lo más importante para mí.

¿Y por qué no te apuntas a algo donde ganes?

Y ésta sí que ha sido, hasta ahora, la pregunta más difícil. Ríete tú del lío Corea-Japón.

A empezó las vacaciones mosqueada, porque había ganado el Premio al Mejor Christmas del colegio pero no le han dado ningún regalo ni trofeo. Tiene once años y quiere ganar al tenis, quiere ganarme al Catán, quiere ganar a comerse las uvas de Nochevieja y no entiende por qué mi pareja y yo nos dedicamos a algo en lo que no ganamos, o raramente ganamos nada. Y en realidad sí ganamos: salud, emociones, valores, tantas cosas (y a veces en bonitas chapas que dejar en casa de la madre, junto al resto de los premios y festivales que he ido ganando a lo largo de mi vida).

Eso le explico a A, y lo entiende, porque es inteligente, pero le sigue pareciendo enormemente aburrido eso de repetir y repetir y volver a repetir los bastonazos al aire, o el cambiar una y otra vez las piernas en iai goshi para vencer el vértigo, sin esperar obtener una recompensa visible. A lo mejor su tutor podría explicárselo la próxima vez que le dé por pontificar sobre ese concepto tan vago al que llamamos LA VIOLENCIA. A mí me molesta mucho, muchísimo, no ser capaz de explicárselo bien.

2 Comments

  1. luis ( españa)

    05/01/2013 at 4:24 pm

    A decir verdad, viendo esos 2 videos, yo tambien observo diferencias tanto visualmente, como en los sonidos! por explicarlo muy rapido y simplificado, el video de los japoneses, busca una lucha de espiritus, no buscan una mera competicion por puntos, que es el caso del segundo video! desde el punto de vista de un niño, el primer combate seria algo aburrido al no ver la lucha de espiritus, el segundo, parece mas atractivo y vistoso para el ojo no entrenado, pero para quien lleva tiempo en las artes marciales, aprecia rapidamente que se trata de dos jovenes locos por ganar! con ataques precipitados, luchando por imponer su velocidad y tecnica, nunca su espiritu, que en ambos casos es alocado y derrochador!

    Tambien, en segundo lugar, diria desde mi punto de vista, que las voces, los sonidos, y en definitiva el kiai, en ambos videos , aunque fueses ciego, te daria mucha informacion de lo que tienes delante!
    en el video de abajo( coreano) observas un kiai que coge y suelta energia, coge y suelta energia, inspira , suelta ataque espira! es todo plano! cojo suelto, cojo y suelto! no voy a criticar, su tecnica, ni poderio, porque yo sin duda estoy a años luz por debajo en ambos videos! pero considero, sin saber que grado ostentan los del video coreano, que dificilmente superarian un 5º dan!

    si tan solo oyeses las voces o el kiai en el video de los japoneses, sientes una lucha interior, una calma tensa, un estudio, una busqueda de una pequeña debilidad o fragilidad instantanea por la que colarse y cuando se lanzan a por ella, sientes un ataque por la vida y la muerte. naturalmente no es el caso real, nadie muere ni sale herido, pero te transmiten ese viaje a otro momento y lugar, en el que la espada, quitaba o salvaba vidas, y si consigues empatizar mas profundamente, puedes incluso acompañar al espiritu de cada combatiente, sientiendo ese momento de combate!

    aunque, todo esto solo es una opinion subjetiva!

    • Hola Luis, bienvenido y gracias por el comentario.

      Hay que matizar el contexto en que se producen ambos combates: el coreano es el campeonato nacional, y el japonés es un torneo de octavos danes. La presión tiene que ser necesariamente distinta, y más competitiva en el primero.

      Precisamente le puse los dos vídeos en lugar de una final de campeonato del mundo para que viera que hay formas diferentes de aproximarse al shinai, y vaya que si lo vio ;D

      Lo que todavía me sigue preocupando es no responder bien a la última pregunta. A lo mejor es natural para los niños moverse en términos de concurso, y eso estimula su interés, pero creo que ya desde pequeñitos tendríamos que saber inculcarles que hay más cosas.

© 2017 ¿que haces QUÉ?

Theme by Anders NorenUp ↑

A %d blogueros les gusta esto: