No eres al único que le pasa.

No eres el único que ha tenido que sugerir un corte de uñas de los pies ni recordar así como casualmente que de vez en cuando hay que lijar y aceitar el shinai para evitar daños. Y eso mismo debió de pensar el kenshi neerlandés Thomas Sluyter cuando puso a disposición de su dojo, Renshinjuku, y de la comunidad kendoka, estos posters motivacionales:

Y eso mismo debió de pensar el kenshi neerlandés Thomas Sluyter cuando puso a disposición de su dojo, Renshinjuku, y de la comunidad kendoka, estos posters motivacionales

Por favor no hables en clase, y respeta el Copyright (Thomas Sluyter)

La inspiración viene de una campaña similar que el metro de Tokio encargó al artista Bunpei Yorifuji en 2008. Sorprendieron a propios y turistas y viralizaron rápidamente, tanto que salieron parodias por todo Japón. No obstante la campaña sigue en el metro y parece que ha resultado efectiva, si no en un cambio en la etiqueta social de los usuarios, sí en la percepción de que las buenas maneras siguen importando tanto como antes.

En la misma línea, Sluyter pensó “¿y si aplicamos la misma estética y el mismo tipo de mensaje al ámbito del kendo?” Al menos así lo ha compartido en varios foros, a través de uno de los cuales le solicité permiso para publicar este post. El resultado han sido de momento cinco posters, y su autor ha sido lo bastante ambicioso como para pensar en traducirlos antes de que lo hiciera otro a golpe de Corel y con mayor dificultad. La versión española ha contado con la ayuda de Julio Fernández Allende, y la portuguesa con la del brasileño Hugo Andrade Araujo.

Y eso mismo debió de pensar el kenshi neerlandés Thomas Sluyter cuando puso a disposición de su dojo, Renshinjuku, y de la comunidad kendoka, estos posters motivacionales.

Serie completa (C) Thomas Sluyter & Dojo Renshinjuku

Así que ya sabéis: por favor, mantened limpio el kendogi; mantened vuestro shinai; manteneos bien vestidos y formados en la fila; manteneos callados durante la clase. Y por favor, respetad el esfuerzo del autor y los traductores cuando compartáis los posters por ahí.

Para contactar con Thomas Sluyter podéis visitar su perfil de LinkedIn o el blog del dojo Renshinjuku.