¿que haces QUÉ?

Kendo. ¿Kempo? No, kendo. ¿Kenzo? No, kendo, el arte marcial ¿Judo? No, kendo. ¿Tendo? No, mira, te lo explico aquí que acabamos antes

Hemos visto: Koryu.com

Muchos siguen convencidos de kendo equivale a samurai, cuando si atacáramos de ese modo con espadas en lugar de con bambú, el “duelo” tendría más pinta de suicidio a dos que de otra cosa y duraría poco.

Evitar esta confusión, o paliarla al menos, fue a grandes rasgos el punto de partida del Iaido moderno y el Kendo no kata. Aunque no a todos les guste reconocerlo, el Seitei Iai es una base desde la que experimentar el tener una espada real entre manos. El proceso natural suele desembocar en el aprendizaje de una escuela antigua o koryu.

Lo normal es que te acabes integrando en el koryu que ya practica tu dojo. Se dan casos de turismo marcial, pero son los menos. Muchos acabamos cotilleando los koryus de otras escuelas por debajo de la puerta, y hay algún erudito que si pudiera las aprendería todas. Es en ese momento en que la curiosidad se ve desbordada por la complejidad de las escuelas y la abundancia de ruido cuando asoma en la pantalla Koryu.com.

Koryu.com es la evolución digital de Koryu Books, una editorial independiente fundada por los budokas Diane y Meik Skoss en Nueva Jersey. Tienen un catálogo muy limitado pero exhaustivo y selecto, cuyo título más importante sea probablemente Warrior Tradition, un ensayo bilingüe sobre Katori Shinto Ryu firmado por el propio Ritsuke Otake.

Salió a la red en 1996, lo que la convierte en la web de artes marciales tradicionales en inglés más antigua en activo. Koryu.com es la evolución digital de Koryu Books, una editorial independiente fundada por los budokas Diane y Meik Skoss en Nueva Jersey. Tienen un catálogo muy limitado pero exhaustivo y selecto, cuyo título más importante sea probablemente Warrior Tradition, un ensayo bilingüe sobre Katori Shinto Ryu firmado por el propio Ritsuke Otake.

Koryu.com es más bien un repositorio: una plataforma desde la que orientarse en el conocimiento del koryu de tu dojo, o ese que has visto o del que has leído algo que te ha llamado la atención. El objetivo de los editores es ofrecer sólo información veraz; en inglés para que sea accesible a gaijines y publicada únicamente después de haber sido convenientemente investigada y verificada. Tienen una guía de las distintas Ryu ha y también artículos en profundidad. Su listado de colaboradores es impresionante tanto por su extensión como por los nombres: Dave Lowry, Ellis Amdur son quizá los más conocidos en el mundo hispano.

Su área de estudio puede parecer restrictiva cuando les visitas las primeras veces, pues sólo se dedican a las escuelas antiguas, al Koryu Bujutsu. Con todo, es un campo enorme y prácticamente virgen en Occidente.

Una pega: su arquitectura de la información no es la mejor del mundo. Entrar en Koryu.com es casi como ponerse a leer un libro, y así lo han estructurado, con textos de introducción al principio y después índices onomásticos y referenciales. Bucear, sin embargo, resulta muy difícil y en ocasiones hay que echar mano de Google. Aun con todo, es un imprescindible si quieres saber qué hay tras la próxima esquina del camino.

5 Comments

  1. Felicidades por otro buen articulo ye entrada en el blog!
    Sin embargo has dicho muy muy bien, matizando “fue el punto de partida del iaido moderno“ y ese punto de partida perdiò el norte cuando la federación de kendo con todo su peso economico politico acabó por dar la vuelta a la tortilla. En vez de la idea original que el iaido influenciara al kendo, el kendo acabó por influenciar al iaido. Bueno, es una opinión por supuesto.

  2. En efecto es arriesgado, pero no me hubiera atrevido a comentarlo de no haber estado precedido por el artìculo que se ha publicado, igualmente arriesgado, ya que estoy seguro que muchos kendokas no estan en absoluto de acuerdo con él y realmente piensan que lo que practican es la verdadera vía del samurai. Igualmente imagino que habrà muchos iaidokas que no estarán en absoluto de acuerdo con lo que yo he comentado. No quisiera generalizar, porque cada practicante es un mundo (y sus circustancias) pero si es cierto que en numerosos ejemplos que he podido visionar en los 12 años que llevo de práctica, he observado ejemplos españoles, europeos y japoneses, donde conceptos kendokas han influído en el iaido, en vez de ser al revés. Hay varios matices, pero he decidido a comentar aquellos 3 que me han venido primero a la mente, por no convertirse esto en una critica destructiva del Seitei Iai (cosa que no desprecio, al contrario, soy 3er Dan y sigo practicàndolo y enseñàndolo com una buena base para comenzar a manejar la katana). 1: El Ki-Ken-Tai ichi. En kendo queda muy clara la teoría (otra cosa es que sea fácil lograrlo) pero en iaido ocurre que en ocasiones se acaban mezclando conceptos, para acabar por estar presenciando “suicidios en masa“ al comprobar com muchos practicantes y maestros avanzan inexorablemente el cuerpo por delante y mucho antes que el corte. Que duda cabe que el concepto de ki-ken-tai ichi es una buena forma para aprender a cortar, pero en el momento que hablamos de desplazamientos visto lo visto (en algunos casos) quizás se deberian tener en cuenta otros principios com ichi-no-tachi o issoku-ito al menos en lo que al iaido se refiere. 2: el tenouchi. Es bien cierto que casi cada koryu o ryuha tiene en su haber su propio tenouchi, y entre ellos el kendo. Sin embargo no hay que olvidar que la tsuka del shinai no es lo mismo que la tsuka de la katana. Las distancias son especialmente dos, la longitud y la forma. Teniendo esto en cuenta es lógico pensar que las equiparaciones kendo-iaido en cuanto al agarre no pueden ni deben ser las mismas, y aùn asi (en algunos casos) se acaban fusionando. 3: Rei. Muchas veces no sólo se piensa que la estricta etiqueta y las formas utilizadas en el kendo eran lo que se llevaba tradicionalmente sino que además se acaban por implantar en el iaido. Que duda cabe que cuando t’he encuentras ante una multitud de cientos de personas ataviadas con màscaras que tapan los oîdos (y realizando kiai) es necesario elevar la voz para mandar órdenes de Hajime, Yame, Seresu, etc.. Sin embargo esa conducta no se limita a esas situaciones sino que va más allà cuando no se precisa, y en muchos casos se extrapola al iaido donde llega a resultar irrisoria. Este tipo de rei, es simplemente el reflujo de los aires militaristas e imperialistas del Japòn post Meiji (especialmente entre las dècadas de 1930-1950). No quiere decier que en Japón no se lleven a cabo, en las escuelas o en los clubes deportivos, este tipo de etiqueta militar esta a la orden del día, de igual manera que si el imperialismo hubiera prevalecido tras las Segunda Guerra Mundial, ahora no sólo los karatekas, sino todo artista marcial o subordinado japonès responderìa a la voz de “Osssu“ en vez de el cortante y sin embargo tradicional “Hi“. Y sin embargo, todo esto jamàs ha existido en el iaido tradicional.
    En fin en realidad este tocho infumable vienen a ser percepciones personales que espero que no tengan màs relevancia que la de generar debate, en respuesta al artìculo publicado, pero a fin de cuentas era un proceso normal la influencia del kendo sobre el iaido siendo la federacion de kendo la creadora del iaido federativo. Com anècdota similar, el koryu de jodo que practico (Shinto Musô Ryu Seiryukai) estaba dirigido por Nishioka Tsuneo sensei, quien pertencìa a la ZNKR cuando poco despuès de crear el Seitei Iai, crearon el Seitei Jo. En efecto uno de los motivos que esgrimiò Nishioka sensei para separarse de la ZNKR es que estaba viendo que en vez de que los kendokas se vieran influenciados por el SMR, esta escuela, y el seitei Jo se estaba viendo influenciada y absorbida por los principios del kendo.

    • Yo creo q tanto el concepto de ki ken tai del kendo, como el tai ki ken (ya que parece que en iai se tiende a asentar el cuerpo ligeramente antes) no tienen nada de suicida siempre que toda acción vaya precedida de semé, (ya sea del tipo que sea)…

      • En realidad hay dos elementos diferenciados en esta discusión: la evolución social del kendo como elemento cultural, y lo meramente técnico.

        Como principiante, el único dato que puedo aportar con fiabilidad son los números: hay más kendokas que iaidokas en Europa, y probablemente también en Japón. Es natural que nuestro cuerpo se adapte de una a otra disciplina, es algo humano. ¿Ocurre en el campo de la Escuela Antigua? Me cuesta creerlo, porque los números, de nuevo, hablan de poca confluencia en los practicantes. No hay tantos kendokas entrando en el Kenjutsu como elefantes en cacharrería.

© 2017 ¿que haces QUÉ?

Theme by Anders NorenUp ↑