¿que haces QUÉ?

Kendo. ¿Kempo? No, kendo. ¿Kenzo? No, kendo, el arte marcial ¿Judo? No, kendo. ¿Tendo? No, mira, te lo explico aquí que acabamos antes

Hemos visto: El Budoka nº 15 y Kendo World 6.3

Son pocas, pero son. Existen publicaciones sobre budo en inglés, francés y español (¡en serio!), y existe gente que se las lee (¡te lo juro!). Y hay gente que se las lee, las comenta y luego lo cuenta aquí.

Tenéis que compraros un Kindle.

O si no, alguna de las tabletas más económicas. Un lector electrónico facilita y abarata la lectura: ahorra espacio en casa e, insistimos, costes. Gracias al Kindle que compré en marzo estoy leyendo más libros especializados y he renovado suscripciones a medios que no podía permitirme importar en papel. Uno de ellos, por fin, es LA REVISTA.

Hype

En inglés, de publicación semestral, única en su género fuera de Japón. Kendo World Magazine combina artículos de investigación, traducciones del japonés, actualidad, kihon y keiko, e investigación histórica. Acepta, y publica con gran criterio, colaboraciones de todo el mundo, con lo cual la perspectiva que obtienes de cada número es única y no ceñida únicamente al kendo japonés (lo cual estaría muy bien, pero puede que resulte difícilmente aplicable en, digamos, un dojo de Minnesota o Soria).

El último número (diciembre 2012) ofrece una panorámica histórica sobre Miyamoto Musashi, que comprende revisiones en profundidad del Libro de los Cinco Anillos y del perfil histórico real de Musashi, así como del estilo Niten Ichi Ryu y qué queda de su legado en los budokas japoneses de hoy. Resultan especialmente interesantes las entrevistas de la sección “Hanshi Says”, dedicada a citas de los grandes maestros vivos.

Pero especialmente interesantes para varios de nosotros ha sido la lectura de dos colaboraciones externas: “Kendo y Asperger”, de Charlie Kondek con la colaboración de su alumno Ted Koehler; sobre los desafíos que enfrentan instructor y alumno en su dojo de Michigan. Y  “Mujer musulmana y kendo”, una entrevista a la kenshi indonesia Happy Purnamasari.

Si nos lees desde América, te conviene adquirir la edición en papel a través de su sistema Print On Demand, aunque lo más seguro es que si nos lees desde América ya tengas tu ejemplar al lado.  La suscripción electrónica cuesta apenas diez euros. Y si eres el sabio y afortunado poseedor de un Kindle  te llevas una preview de varios artículos por la mismísima patilla.

elbudokaLa revista El Budoka, hoy El Budoka 2.0 desde que su edición en papel echara el cierre, es la revista decana de Budo y AAMM en España (y la única que sobrevive junto a Cinturón Negro). Sigue la agenda de cursos de cada bimestre y las novedades de su casa madre, la editorial Alas _responsable del Libro de Pepe_. No siempre podemos encontrar en El Budoka textos sobre kendo o iaido pero sí  sobre disciplinas poco conocidas, y casi siempre sobre Aikido y Wu Shu. Y además es gratis.

El número 15 en concreto dedica varias páginas a la espada Wudang china, una entrevista al jodoka Vicente Borondo, y dos aproximaciones diferentes a Muso Jikiden Eishin Ryu, lo cual hace aún más interesante su lectura incluso si no practicas iaido.

El primer artículo viene firmado por Marcos Sala, instructor del dojo Taiitsukan de Madrid. Un tanto academicista (y suponemos que el primero de una serie), es más bien una glosa del cuerpo de la escuela, concretamente la línea que sigue Sala, la Yamauchi Ha. Su aridez contrasta con el texto de José Antonio Martínez-Oliva, pocas páginas después. Martínez-Oliva es instructor del dojo Yusei de Murcia y practica la rama Seitokai. También es escritor y de ello se impregna por completo la presentación de su escuela. Donde Sala aporta una visión analítica y ofrece fundamentalmente datos y referencias, Oliva describe un íntimo proceso personal que culmina con la todavía reciente apertura del Yuseikan.

Poder leer ambos artículos a la par sirve sobre todo para interrogarse: cualquiera que sea el estilo que practiquemos, llegado el momento profundizaremos en nuestra práctica desde una perspectiva u otra. Lo veo a diario en mi propio dojo, en los budokas avanzados, y aunque el Budo es una experiencia profundamente personal para todos, cada personalidad lo procesa de manera diferente; lo cual resulta siempre fascinante.

4 Comments

  1. Muchas gracias por hablar de mi articulo ^_^
    Supongo que mi analismo es defecto profesional de ser un doctorando en Historia del Arte, y puesto que amo la Historia y su estructura metódica ello se plasma en todo lo que hago.
    Me alegra que os haya gustado.

  2. Marcos! Soy un desastre… tengo que hacerte una visita en tu dôjô para ayer! Muchos saludos! :D

  3. El blog esta genial! Mucho ànimo!
    ^_^

© 2017 ¿que haces QUÉ?

Theme by Anders NorenUp ↑