Guerreras: kenshi women. Mujeres en el kendo y artes marciales son las protagonistas de esta serie Como toda la serie, este post es un cuatromanos con Gala Álvarez

El caso de Mai Uchida es particular por varios motivos. Como muchas mujeres kendokas en Japón, se casó poco después de graduarse en la Universidad de Tsukuba (de cuyo equipo formó parte durante sus estudios), y pasó varios años centrada en la crianza de sus dos hijos, sin apenas ocasión de coger su shinai.

Alrededor de una década después, Mai Uchida se las arregló para llegar a la final del Campeonato de Kendo de Japón contra Mariko Yamamoto en 2012. Desde nuestro punto de vista, tanto o más logro constituye llevar una familia, dar “sólo” una clase de kendo semanal y compaginar el entrenamiento con una carrera profesional fuera de la policía o los dojos como suelen hacer muchas de sus coetáneas (Uchida es enfermera).

Mai Uchida, kendo women

(C) Andy Fisher

Su cita tras el campeonato de retorno _ “ellas son mucho más jóvenes que yo, no puedo vencerlas con físico, sino encontrar el ippon, concentrarme en cada oportunidad”_ es probablemente una de las frases de kendo más repetidas. Sin embargo, como en la mayoría de las mujeres kendokas (y de otras muchas mujeres artistas marciales) poca o nula información existe sobre ellas.  Lo que sabemos ha sido en gran parte gracias a Andy Fisher, con quien Uchida colabora como consultora e imagen de su serie All Japan Pitch de kendogi y hakamas. Mientras tanto, continúa trabajando con personas con discapacidad, compitiendo y criando a su hijo e hija que, por supuesto, también hacen kendo.