¿que haces QUÉ?

Kendo. ¿Kempo? No, kendo. ¿Kenzo? No, kendo, el arte marcial ¿Judo? No, kendo. ¿Tendo? No, mira, te lo explico aquí que acabamos antes

Foto: Donde hay voluntad hay camino, mi hermano

César Towie sensei y sus alumnos practican iai a pesar de lo limitado de los medios.

Entrenamiento en el patio de la Facultad ciencias Médicas “Salvador Allende”‎. La Habana. Dojo Cuba Honbu.

Diciembre 2010

Canon EOS 350D

ISO 100

 

2 Comments

  1. Un dôjô y unos kenshi hermanos míos, como practicantes del mismo koryû: Musô Jikiden Eishin Ryû iaijutsu Komei Jyuku.

    Sin embargo, al ver el título de la foto, sobre sobreponerse a los problemas para seguir con el keiko, dentro de la misma escuela, me vino antes a la cabeza otro de mis hermanos, un señor australiano que perdió el brazo derecho, y que por ello Sekiguchi sensei llama cariñosamente, Hidari san, ya que se pone el boken en el lado opuesto y realiza todas las kata sólo con el brazo izquierdo. A todo esto, reseñar que los boken-katana de la línea Yamauchi-Komei Jyuku de Eishin Ryû son mucho más largos que la media, midiendo un mínimo de 86 cm de hoja y un máximo de 99cm.

    • Muy bonita historia también, Marcos. Te la robamos para otra vez. De todos modos, tengo mis matices a conceptos como “sobreponerse” o “superación personal”, como he dicho aquí algunas veces. No porque lo impliques tú (que no es así), sino porque a menudo se infiere que las adaptaciones son para “flojos”. Una vez participé en una mesa redonda con un campeón de natación paralímpico que sostenía esto mismo… algo paradójico si tenemos en cuenta que él mismo competía (y defendía) las Paraolimpiadas.

© 2017 ¿que haces QUÉ?

Theme by Anders NorenUp ↑

A %d blogueros les gusta esto: