Ahora que las selecciones vuelven de Medellín con sus nuevos trofeos y grados, recibimos un correo desde Venezuela recordándonos que faltaban ellos. El error de bulto fue mío y nada más que mío, de la que esto firma y que se fue recorriendo el mapa y los cruces de la CLAK. Pedro, espero que con esto quedemos un poco excusadas y que esta sea la primera de muchas menciones mutuas en el futuro.

Selección venezolana en Medellín 2013 (C) Correo del Caroní

Y Venezuela. Otro país latino con comunidad nikkei, algo menos numerosa que Brasil o Perú pero íntimamente ligada a ésta última y de gran influencia en el panorama social y cultural venezolano. La práctica marcial, no obstante, está muy extendida más allá de la comunidad japonesa y son frecuentes las colaboraciones entre colectivos de cultura japonesa y dojos de aikido, karate (en el que Venezuela es potencia mundial) y también kendo y iaido. Venezuela es el único país junto con Brasil donde hay radicada una empresa de distribución de material budoka, Kyodashi e Shop, fundada por la karateka y iaidoka Gisela Durán.

De nuevo nos encontramos, como en la mayoría de países de este recorrido, varias lagunas documentales. Sabemos que el kendo empezó a practicarse en Venezuela en 1990, y que uno de sus nombres fundamentales es el sensei Héctor Fuenmayor. A él se debe la apertura del caraqueño Ken Zen Dojo: el dojo de nuestro amigo Pedro y uno de los más longevos del país, fundado en 1990 bajo los auspicios de su homónimo neoyorquino, el Ken Zen Institute. En 1994 la FVK, Federación Venezolana de Kendo, entra en la FIK; y en 1997 participa en su primer mundial.

En nuestro directorio contamos con cinco dojos estables en Caracas, Maracaibo y Nueva Esparta. Sin posibilidad de cotejar cifras, la comunidad kenshi venezolana puede andar entre 100 y 200 practicantes. Con todo y con ello, más de una década participando en campeonatos internacionales y trabajando por la promoción del budo merecen augurar un mejor crecimiento. Y por eso he escogido este vídeo para ilustrar este post (último de la serie Medellín, pero de ninguna manera último post dedicado a los kenshis de allí), un entrenamiento de la selección venezolana para el último campeonato del mundo. Nos vemos en Tokio.