Mañana es la cita. Medellín está ya recibiendo kenshis de toda América Latina que competirán y se examinarán en el III Campeonato Latinoamericano. Nuestros últimos países por repasar son Perú y Colombia, la anfitriona.

La altitud. La altitud afecta al entrenamiento: eso puedes contar. Yo lo pasé mal. Y tal como nos comentó nuestro compañero y colaborador Miguel Ángel Gallego lo contamos. Galle mantiene desde hace unos años buenas amistades en Perú, y ha tenido la suerte de entrenar allí.

Historia viva: bogu antiguo en la As. Peruano Japonesa.

Como Brasil, Perú fue un foco de recepción de emigrantes japoneses desde el comienzo del siglo XX. Cinco generaciones después, la comunidad nikkei peruana está en torno a las 50.000 personas, amén de otros 55.000 nikkei peruanos que han efectuado el camino de vuelta para establecerse en Japón (dekasegi).

Si tenemos en cuenta que la Asociación Peruano Japonesa fue fundada en 1917, y con ella los primeros colegios japoneses, podemos datar el kendo peruano prácticamente con el inicio del siglo. No obstante su práctica se entendía como un asunto de la comunidad nikkei, con muy poca repercusión fuera de ésta. La Segunda Guerra Mundial, con sus devastadores efectos sobre las poblaciones migrantes japonesas en las Américas, tampoco contribuyó a la expansión.

Fue en la siguiente mitad del siglo cuando la base cultural y social de los peruanojaponeses toma fuerza y se convierte en un colectivo presente en todos los rincones y estratos sociales del país; y el Budo con ella. En 1975 comienzan los entrenamientos de kendo en el Centro Cultural Peruano Japonés de Lima: desde entonces, los kenshis peruanos han crecido lenta pero concienzudamente. Cinco dojos alrededor de la provincia de Lima, uno más en Trujillo y otro en Huancayo (al que tenemos por aquí un especial cariño, pues fueron nuestros primeros lectores desde Perú). No son muchos en número, pero sí con una fuerte cantera escolar y universitaria. Se organizan frecuentes exhibiciones fuera de las capitales para promover los grupos de práctica: en parques, plazas públicas o en plena calle.

Exhibición del instructor Giovanni Rodríguez (5 Dan) en Miraflores, 2012.
(c) revista Moving Zen

 

Perú ha acogido seminarios de la CLAK, cuenta con el apoyo material y humano de la JICA, y tiene una Comisión Deportiva propia desde 1982, amparada por el Instituto Peruano del Deporte: todavía carece de Federación propia. Es esta una aspiración del kendo peruano, que les permitiría acceder al Campeonato del Mundo de la IKF. De hecho, ni el kendo ni el iaido aparecen en la información corporativa del Instituto, al contrario que el sambo o el muay thai.

Con todo, la cantera sigue creciendo y los kenshi peruanos se esfuerzan por su promoción. Aunque no podemos incrustar el vídeo que hemos elegido, creemos que disfrutaréis mucho viéndolo. Se trata de un reportaje de 2010, para el digital de cultura otaku Onigiri TV en la AELU de Pueblo Libre, otra asociación nikkei peruana. No os lo perdáis.