¿que haces QUÉ?

Kendo. ¿Kempo? No, kendo. ¿Kenzo? No, kendo, el arte marcial ¿Judo? No, kendo. ¿Tendo? No, mira, te lo explico aquí que acabamos antes

Category: Digitales

Hemos visto: revista Dokkodo num. 8

Andaba ya con ganas de dedicarle un post (que ya ves tú) al trabajo que Antonio García Piñar y su equipo están llevando a cabo en la revista digital Dokkodo, y la colaboración de nuestro amigo Marcos Sala en el último número es una excusa más que apropiada.

Portada de Dokkodo n. 8

Portada de Dokkodo n. 8

Hace años que los artistas marciales estamos huérfanos de publicaciones específicas para un campo como el nuestro, a medio camino entre lo deportivo y lo artístico. Queda por redefinir cómo encaja el deporte en general en el mundo de la cultura, y por qué, en mi opinión injustamente, se habla de cultura Y deporte, como si éste fuera un fleco que va colgando. Y del fleco colgamos nosotros, que además nos tenemos que batir con la Era de Acuario y el mundo otaku, tan voluntarioso pero (en ocasiones) tan alejado de la realidad. En este estado de cosas, escasean las revistas de artes marciales en español y los escasísimos ejemplos que han sobrevivido al boom de los 80 son más bien un catálogo de productos que publicaciones de actualidad o investigación. Y es razonable que así sea, porque a sus editores les interesará comer tres veces al día y pagar el servidor o la imprenta. Pero el caso es que esa es nuestra realidad, y en este panorama llegó Dokkodo.

Dokkodo es una revista de artes marciales, pero no sobre artes marciales japonesas, ni tradicionales, ni sobre deportes de contacto. De hecho resulta muy gratificante ver contenidos frecuentes sobre esgrima española. No se trata de artículos académicos pero sí de investigaciones detalladas, en las que los autores ponen años de experiencia al servicio de la comunicación, sin concesiones al Flipaojutsu y con todo el rigor de que son capaces. Se echa de menos algo de edición en los textos, a veces un poco demasiado entusiastas.

Marcos y Shimizu sensei en un gasshuku en Alicante (c) Dojo Seishukai

En este espacio se sitúa la última contribución de Marcos Sala, dedicada a su escuela de Naginatajutsu, Ryo En Ryu,  y más específicamente a su maestra, Shimizu Nobuko sensei. Acusa la exhaustividad a que Marcos nos tiene acostumbrados, en sus intervenciones aquí y en sus aportaciones académicas, y que en ocasiones pueden resultar un tanto apabullantes.

Sin embargo, la entrevista con la maestra es aguda y francamente interesante. Destruye algunos de los mitos que nos hacemos sobre las escuelas antiguas: Shimizu comenzó a practicar a los 31 años, nada que ver con esas leyendas de niñas pequeñas hiriéndose las manos en un patio bajo la lluvia de otoño. Las preguntas nos muestran a una mujer respetada en el campo marcial y en el académico, a una investigadora de carrera y una pedagoga de amplias miras. Sobre el papel de las mujeres en el Budo (un tema que aquí no interesa absolutamente nada), la maestra sugiere un rol proactivo, relacionado con la iconografía tradicional japonesa de lo femenino. Valores que representan a ese tipo de mujer en grupos mixtos, más que adaptaciones del Budo a las mujeres.

Dokkodo es una publicación gratuita que se financia con publicidad. Habría que preguntarse si, para garantizar la continuidad de estas iniciativas, los lectores podríamos (o deberíamos) firmar suscripciones. Si no, el panorama divulgativo del Budo continuará a merced de la voluntad y el entusiasmo de sus practicantes.

 

Hemos visto: historiajaponesa.com

Hace tres años, traduciendo This is kendo, tuve que echar mano en varias ocasiones de Samurai Archives para los hipertextos. Samurai Archives es probablemente el mejor repositorio sobre Historia antigua de Japón, pero cuando lo que tienes entre manos es poner un documento en inglés a disposición del público hispano, remitir a un recurso íntegramente en inglés resulta un tanto contradictorio.

Si tuviera que hacer la traducción ahora, mi referencia primaria sería Historiajaponesa.com, que descubrí gracias a una recomendación en Twitter.

Hace tres años, traduciendo This is kendo, tuve que echar mano en varias ocasiones de Samurai Archives para los hipertextos. Samurai Archives es probablemente el mejor repositorio sobre Historia antigua de Japón, pero cuando lo que tienes entre manos es poner un documento en inglés a disposición del público hispano, remitir a un recurso íntegramente en inglés resulta un tanto contradictorio.  Si tuviera que hacer la traducción ahora, mi referencia primaria sería Historiajaponesa.com, que descubrí gracias a una recomendación en Twitter.     Si bien no es posible comparar ambos sitios (Samurai Archives es un proyecto colectivo, de carácter fundamentalmente documental, mientras que HistoriaJaponesa es un blog), Historia Japonesa cubre un hueco que durante años ha ido quedando a medias: divulgar  el pasado japonés en español conservando la informalidad pero con rigor académico. Como podéis comprobar en la captura, tiene tres valores fundamentales: los artículos sobre las relaciones hispano-japonesas, la desmitificación de los momentos legendarios y la claridad de la información. Contiene bibliografía general (además de las referencias por artículo), glosario y tabla de periodización. Está bien escrito, lo cual es de agradecer. Y además escribe sobre salsa Kikkoman, lo cual lo convierte en un imprescindible, porque todo es mejor con Kikkoman y vosotros lo sabéis.  Detrás de esto está Jonathan L. Shinzô, un casi-casi-historiador catalán especializado en el periodo Tokugawa. Empezó como empezamos todos: diciendo "me voy a hacer un blog". Shinzô es cofundador y coordinador de la revista electrónica de estudios de Asia Oriental Asiadémica. Ambas publicaciones son bilingües español-catalán y sus artículos descargables para leer en papel o tablet (¿véis por qué tenéis que compraros un Kindle?).

Si bien no es posible comparar ambos sitios (Samurai Archives es un proyecto colectivo, de carácter fundamentalmente documental, mientras que HistoriaJaponesa es un blog), Historia Japonesa cubre un hueco que durante años ha ido quedando a medias: divulgar  el pasado japonés en español conservando la informalidad pero con rigor académico.

Como podéis comprobar en la captura, tiene tres valores fundamentales: los artículos sobre las relaciones hispano-japonesas, la desmitificación de los momentos legendarios y la claridad de la información. Contiene bibliografía general (además de las referencias por artículo), glosario y tabla de periodización. Está bien escrito, lo cual es de agradecer. Y además escribe sobre salsa Kikkoman, lo cual lo convierte en un imprescindible, porque todo es mejor con Kikkoman y vosotros lo sabéis.

Detrás de esto está Jonathan L. Shinzô, un historiador catalán especializado en el periodo Tokugawa. Empezó como empezamos todos: diciendo “me voy a hacer un blog”. Shinzô es cofundador y coordinador de la revista electrónica de estudios de Asia Oriental Asiadémica. Ambas publicaciones son bilingües español-catalán y sus artículos descargables para leer en papel o tablet (¿véis por qué tenéis que compraros un Kindle?).

Hemos visto: Koryu.com

Muchos siguen convencidos de kendo equivale a samurai, cuando si atacáramos de ese modo con espadas en lugar de con bambú, el “duelo” tendría más pinta de suicidio a dos que de otra cosa y duraría poco.

Evitar esta confusión, o paliarla al menos, fue a grandes rasgos el punto de partida del Iaido moderno y el Kendo no kata. Aunque no a todos les guste reconocerlo, el Seitei Iai es una base desde la que experimentar el tener una espada real entre manos. El proceso natural suele desembocar en el aprendizaje de una escuela antigua o koryu.

Lo normal es que te acabes integrando en el koryu que ya practica tu dojo. Se dan casos de turismo marcial, pero son los menos. Muchos acabamos cotilleando los koryus de otras escuelas por debajo de la puerta, y hay algún erudito que si pudiera las aprendería todas. Es en ese momento en que la curiosidad se ve desbordada por la complejidad de las escuelas y la abundancia de ruido cuando asoma en la pantalla Koryu.com.

Koryu.com es la evolución digital de Koryu Books, una editorial independiente fundada por los budokas Diane y Meik Skoss en Nueva Jersey. Tienen un catálogo muy limitado pero exhaustivo y selecto, cuyo título más importante sea probablemente Warrior Tradition, un ensayo bilingüe sobre Katori Shinto Ryu firmado por el propio Ritsuke Otake.

Salió a la red en 1996, lo que la convierte en la web de artes marciales tradicionales en inglés más antigua en activo. Koryu.com es la evolución digital de Koryu Books, una editorial independiente fundada por los budokas Diane y Meik Skoss en Nueva Jersey. Tienen un catálogo muy limitado pero exhaustivo y selecto, cuyo título más importante sea probablemente Warrior Tradition, un ensayo bilingüe sobre Katori Shinto Ryu firmado por el propio Ritsuke Otake.

Koryu.com es más bien un repositorio: una plataforma desde la que orientarse en el conocimiento del koryu de tu dojo, o ese que has visto o del que has leído algo que te ha llamado la atención. El objetivo de los editores es ofrecer sólo información veraz; en inglés para que sea accesible a gaijines y publicada únicamente después de haber sido convenientemente investigada y verificada. Tienen una guía de las distintas Ryu ha y también artículos en profundidad. Su listado de colaboradores es impresionante tanto por su extensión como por los nombres: Dave Lowry, Ellis Amdur son quizá los más conocidos en el mundo hispano.

Su área de estudio puede parecer restrictiva cuando les visitas las primeras veces, pues sólo se dedican a las escuelas antiguas, al Koryu Bujutsu. Con todo, es un campo enorme y prácticamente virgen en Occidente.

Una pega: su arquitectura de la información no es la mejor del mundo. Entrar en Koryu.com es casi como ponerse a leer un libro, y así lo han estructurado, con textos de introducción al principio y después índices onomásticos y referenciales. Bucear, sin embargo, resulta muy difícil y en ocasiones hay que echar mano de Google. Aun con todo, es un imprescindible si quieres saber qué hay tras la próxima esquina del camino.

© 2017 ¿que haces QUÉ?

Theme by Anders NorenUp ↑

A %d blogueros les gusta esto: