¿que haces QUÉ?

Kendo. ¿Kempo? No, kendo. ¿Kenzo? No, kendo, el arte marcial ¿Judo? No, kendo. ¿Tendo? No, mira, te lo explico aquí que acabamos antes

Month: enero 2014 (page 1 of 3)

Memorias de Shinkage Ryu (II)

Viene de…

Centrándonos en Shinkage Ryu iaido, hay que decir que Kashima sensei transmitió su arte a varios maestros: Kashima Seiji, Kobayashi sensei, Mori Juro (ganador del tercer All Japan Iaido Taikai) y Akita Moriji. Este último fue quién enseñó a Matsuoka Yoshitaka sensei (Hachidan Kyoshi).

El grupo de Kahima Seiji se puede ver en este vídeo (los autores impiden insertarlo) y este otro:

Mori Juro y su alumno Mouri Keisuke:

Akita Moriji (de este embu ya hablamos aquí)

… y Matsuoka Yoshitaka sensei

 

En el siguiente vídeo podéis ver dos ramas distintas de Shinkage ryu:

…y aquí a Kazuma Tsuchiya sensei (Hachidan Kyoshi) en el Sakuranbo taikai

Por último, como sabemos que todo este desfile de nombres puede resultar abrumador, he hecho un diagrama con las diferentes líneas de Shinkage ryu que podéis ver haciendo click en la captura:

shinkage_linaje

Referencias:
Iaido: History, Teaching & Practice Of Japanese Swordsmanship, de William De Lange. Ed. Weatherhill, Londres 2002

Shinkage-Ryu, mind and body to strengthen with a Japanese sword, de Masao Oyama. Rakuten, Tokio 2005.

Koryu.com

Web oficial de Yagyu Shikage Ryu

Si no tienes tiempo, la referencia más importante para la redacción de estos dos artículos es esta discusión sobre Yagyu Seigo en Budoseek.net

Yamato Yagyukai (info adicional en su antigua web)

Misogi.org (japonés)

Koryuweb.com

Budoshugyosa.com (francés)

Archivo de Shugendo (web personal extinta)

e-Budo.com

e-Budo.com: groups of Shinkage ryu

e-Budo.com: Yagyu Shinkage Ryu heiho

e-Budo.com: Dutch Shikage Ryu iaido seminar (2004)

Dojo Yushinkan (Utretch)

Swordforum.com: Shinkage ryu vs. Yagyu Shinkage ryu

Lista de distribución fa.iaido

Memorias de Shinkage Ryu (I)

Shinkage ryu es una escuela de kenjutsu fundada en 1568 por Kamiizumi ise no kami Nobutsuna tras haber estudiado el manejo del sable de las escuelas Kage y Katori Shinto ryu. El propio Nobutsuna concedió a Yagyu Munetoshi Sekishusai la licencia para enseñar sus técnicas (inkajo), y se convirtió así en el segundo cabeza de la escuela. A partir de este momento la escuela se divide en dos ramas: La de Edo dirigida por Yagyu Tajima no kami Munenori y la rama de Owari a cargo de Yagyu Hyogonosuke.

Owari Yagyu Shinkage Ryu en el siglo XX
La línea de Owari (la de Edo también pero no es la que nos ocupa) ha perdurado hasta nuestros días y ha dado lugar a su vez a distintas líneas. Otsubo Shiho (línea Arakido) y Watanabe Tadatoshi (línea Marobashikai) fueron estudiantes de Yagyu Toshichika y Yagyu Toshinaga (Gencho). La tercera línea fue creada por Kanbe Kinshichi (Shunpukan) maestro de Owari Kan Ryu, representada en la actualidad por Kato Isao sensei. El representante actual de Yagyu Shinkage Ryu es Yagyu Koichi Taira Toshinobu que sucedió a Yagyu Nobuharu en 2006 como cabeza de la escuela.


Demostración de Yagyu Shinkage ryu Heihou (2009)

Acerca de Yagyu seigo ryu y Shinkake ryu iaido
Seigo Ryu fue creada como una escuela de Ju Jutsu por Isahaya Chouzaemon Nobumasa, de quien se dice que aprendió sus técnicas del monje Seigo, pero fue Nagaoka Torei Fusashige, un samurai afín a la familia Yagyu, quien reinterpretó Seigo Ryu junto con los principios de Shinkage para dar lugar a un conjunto de técnicas de Batto (técnicas para desenvainar y cortar con rapidez). Sin embargo la línea de transmisión fue interrumpida y lo que hoy se conoce como Yagyu Seigo Ryu es la reinterpretación de dichas técnicas llevada a cabo por Yagyu Toshichika, y sobre todo por Yagyu Toshinaga (20º Soke de Yagyu Shinkage ryu).

Demostración de Yagyu Seigo Ryu Batto Jutsu

Por otra parte, viendo el creciente auge del iaido, Yagyu Toshinaga decidió crear el Shinkage ryu batto mokuroku, basándose no solo en Seigo ryu sino en otras escuelas como Sekiguchi Ryu, Rikishin Ryu, Yagyu Shinto ryu y Shinkage ryu batto seiho: escuelas que en su mayoría eran practicadas por gente del dojo de Yagyu. Estas son las técnicas que le fueron transmitidas a Kashima Kiyotaka sensei y lo que hoy se conoce como Shinkage Ryu iai.

Shinkage Masters: Yagyu Toshinaga con algunos de sus alumnos, entre ellos Kashima sensei y Kanbe Kinshichi. Fuente budoshugyosha.com

Yagyu Toshinaga con algunos de sus alumnos, entre ellos Kashima sensei y Kanbe Kinshichi.
Fuente budoshugyosha.com

A continuación se puede ver a Kato Isao, alumno y heredero de Kanbe Kinshichi:

Sigue en Parte II

Foto: juntos

muchabase2Entrenamiento conjunto: hermanamiento.

Lo vieron Francisco J. López y Mar Martínez el 25 de enero de 2014, en Zanshin Granada (España). Participaron los dojos de Zanshin Andalucía, Shion Málaga, Asociación Iaido/Jodo Málaga y Shinken Almería.

Cámara BQ 5.7 automática.

Japanlover.me o cuando el kendo se hizo branded content

Cualquier cosa es mejor con kendo y vosotros lo sabéis. Así hemos visto películas de superhéroes con kendo, anime de zombies con kendo, anuncios de whisky con kendo, películas españolas con kendo y series de TV para la tercera edad con kendo. Ya, si ya. Pero kendo, vosotros me entendéis. Mientras tanto, en Internet circulan los Kendo Memes, los Kendo Gifs y la fotonovela de humor gráfico Kendo Daily Life. Más recientemente hemos descubierto estas ilustraciones que a mí me dio por llamar Kendo Kawaii:

kendo_kawaii

Y venga likes

 

Otra que tuvo todavía más éxito fue esta otra que llevaba las armas samurai al terreno de LO MONÍSIMO:

Total que me metí esta mañana en la web que sale en la firma He investigado exhaustivamente sobre las autoras de estas ilustraciones. Japanlover.me es el nombre del portfolio más creativo que nunca se le haya podido ocurrir a un otaku. Detrás de la web están tres jóvenes ilustradoras filipinas, Kaila, María Chichi Romero y Michelle Domínguez. Ninguna supera los 23 años y han desarrollado una carrera incipiente en el mundo de la publicidad online como community managers y diseñadoras gráficas. De tal manera que lo que empezó siendo una página para mostrar sus declaraciones ilustradas de amor a Japón se ha convertido en una web dinámica, fieramente viral, donde puedes encontrar guías de viaje temáticas, directorios web sobre Japón, y sobre todo comprar cositas. Si andas buscando por Internet en ese amplio mundo de las “cosas japonesas” acabarás dando con alguno de sus álbumes, y de ahí directo a un catálogo específico de merchandising online con el tema de la ilustración.

Los álbumes dedicados al kendo y a las armas samurai (y ninja) forman parte, claro está, de su sección Cool. Japanlover.me está dividido en tres áreas, Kawaii (kimonos, dulces y moda), Otaku (os lo imagináis) y Cool, quizá la más interesante, que va recorriendo Japón a través de sus tradiciones más antiguas y más modernas. Desde luego es la que cuenta con ilustraciones más originales y su tienda online dispone de DVD, arte, música e instrumentos, documentales y material didáctico para aprender japonés.

Por si la jugada no fuera lo suficientemente inteligente, las autoras dedican cada mes a un contenido diferente de la cultura japonesa: las artes marciales protagonizaron el mes de diciembre, y este de enero están recorriendo las leyendas populares japonesas, con lo que han llenado la web (y sus réplicas en Pinterest, Facebook, Tumblr e Instagram) de grullas, dragones y kodamas.

Desconozco el volumen de ingresos que Japanlover.me está generando, pero de momento ha conseguido que el trabajo de las tres autoras llegue prácticamente a todas partes. Si se traduce en contratos o exposiciones habrá que verlo, del mismo modo que está por ver si a su creciente comunidad de japanlovers les acaba interesando alguno de sus contenidos más allá de Lo Kawaii. El Social Media es, por su propia naturaleza viral, de muy breve perduración en el tiempo. Mantener su presencia digital quizá les lleve más esfuerzo que sus propias (y bellas) creaciones, y la lucha por ser el kendoviral del mes que viene empieza a ser tan encarnizada como un torneo policial.

Contra la extinción: The Bujutsu Filming Project

Quien más quien menos todos pasamos al menos un par de horas a la semana atendiendo las clases magistrales de Youtube sensei. A pesar del público congregado al fondo en los vídeos que compartimos en Facebook, expertos como Diane Skoss o Dave Lowry sostienen que menos del 3% de los japoneses practican alguna escuela marcial antigua, y que muy pocos más las conocen. Los problemas de transmisión se agudizan cuando disminuye tanto el número de interesados como (y cada vez más) el número de maestros con autoridad para otorgar ésta. Paradójicamente, la sociedad global ha expuesto estas prácticas como nunca fuera de Japón. Es dentro de esta paradoja donde surge The Bujutsu Filming Project.

 

Detrás de este proyecto documental, aún en fase de preproducción, se encuentra Steven Radzikowski, budoka neoyorquino establecido desde hace 20 años en Japón.  Los últimos cuatro años se ha venido dedicando al diseño, fotografía, y gracias a su propia condición marcial a documentar un importante número de enbus. En 2012 su archivo se transformó en Gudkarma Films y nació The Bujutsu Filming Project: un documental multimedia, online y con licencia Creative Commons del cual ya hay material disponible en la red.

El proyecto de Radzikowski no es una película al uso, y en vídeos como este puede apreciarse su propio aprendizaje con la cámara. No obstante sus planos ofrecen la perspectiva que sólo desde el conocimiento profundo de la práctica se puede imprimir al rodar. El momento justo, el montaje necesario para entender qué estamos viendo (con la dificultad añadida de estar rodando con una sola cámara). Su creador viene del mundo de la fotografía y eso se nota para bien y para mal.

Quien más quien menos todos pasamos al menos un par de horas a la semana atendiendo las clases magistrales de Youtube sensei. A pesar del público congregado al fondo en los vídeos que compartimos en Facebook, expertos como Diane Skoss o Dave Lowry sostienen que menos del 3% de los japoneses practican alguna escuela marcial antigua, y que muy pocos más las conocen. Los problemas de transmisión se agudizan cuando disminuye tanto el número de interesados como (y cada vez más) el número de maestros con autoridad para otorgar ésta. Paradójicamente, la sociedad global ha expuesto estas prácticas como nunca fuera de Japón. Es dentro de esta paradoja donde surge The Bujutsu Filming Project.     Detrás de este proyecto documental, aún en fase de preproducción, se encuentra Steven Radzikowski, budoka neoyorquino establecido desde hace 20 años en Japón.  Los últimos cuatro años se ha venido dedicando al diseño, fotografía, y gracias a su propia condición marcial a documentar un importante número de enbus. En 2012 su archivo se transformó en Gudkarma Films y nació The Bujutsu Filming Project: un documental multimedia, online y con licencia Creative Commons del cual ya hay material disponible en la red.  El proyecto de Radzikowski no es una película al uso, y en vídeos como este puede apreciarse su propio aprendizaje con la cámara. No obstante sus planos ofrecen la perspectiva que sólo desde el conocimiento profundo de la práctica se puede imprimir al rodar. El momento justo, el montaje necesario para entender qué estamos viendo (con la dificultad añadida de estar rodando con una sola cámara). Su creador viene del mundo de la fotografía y eso se nota para bien y para mal.      Chikubujima Bojutsu en el santuario de Kashima (C) Gudkarma Films  Hasta el momento, el proyecto ha sido financiado por la venta de merchandising y trabajos de diseño para dojos. Esta campaña de crowfunding en Indiegogo pretende facilitar la compra de una segunda cámara y material técnico, así como financiar los viajes a los diferentes taikai dentro de Japón. De esta microcampaña no depende la continuidad del proyecto, pero sí, probablemente, los estándares de calidad que el cineasta se ha propuesto. Puestos a hacer algo, habrá que hacerlo bien. Hasta la fecha, Gudkarma ha publicado unos 30 vídeos: algunos contenidos seguirán siendo gratuitos y otros serán de acceso exclusivo para los micromecenas. El objetivo final parece un tanto inabarcable, pero parte del camino ya está recorrido.  Para contribuir al desarrollo de The Bujutsu Film Project hace falta tener cinco dólares y una cuenta de Paypal.

Chikubujima Bojutsu en el santuario de Kashima (C) Gudkarma Films

Hasta el momento, el proyecto ha sido financiado por la venta de merchandising y trabajos de diseño para dojos. Esta campaña de crowfunding en Indiegogo pretende facilitar la compra de una segunda cámara y material técnico, así como financiar los viajes a los diferentes taikai dentro de Japón. De esta microcampaña no depende la continuidad del proyecto, pero sí, probablemente, los estándares de calidad que el cineasta se ha propuesto. Puestos a hacer algo, habrá que hacerlo bien. Hasta la fecha, Gudkarma ha publicado unos 30 vídeos: algunos contenidos seguirán siendo gratuitos y otros serán de acceso exclusivo para los micromecenas. El objetivo final parece un tanto inabarcable, pero parte del camino ya está recorrido.

Para contribuir al desarrollo de The Bujutsu Film Project hace falta tener cinco dólares y una cuenta de Paypal. También puedes darlo a conocer en tu dojo o entre tus conocidos.

Older posts

© 2017 ¿que haces QUÉ?

Theme by Anders NorenUp ↑

A %d blogueros les gusta esto: