¿que haces QUÉ?

Kendo. ¿Kempo? No, kendo. ¿Kenzo? No, kendo, el arte marcial ¿Judo? No, kendo. ¿Tendo? No, mira, te lo explico aquí que acabamos antes

Month: diciembre 2013 (page 1 of 3)

Ishin, Deshin. Leyendo Persimmon Wind

Hay dos maneras de aproximarse a los libros de artes marciales: la técnica, en forma de manual didáctico o  divulgación; y la que podríamos llamar especulativa, donde caben estudios históricos, biografías y las más de las veces tratados que tienen más que ver con el libro de autoayuda. Dentro de este segundo género de literatura marcial encontramos otro tipo de obras, que seguramente no nos  darán las claves de la técnica secreta del templo de la muerte, pero que nos permitirán descubrir la complejidad de lo que practicamos.

Persimmon Wind, a martial artist journey in Japan es una de esas obras. Cuenta la estancia de su autor, Dave Lowry, en casa de su maestro de Yagyu Shinkage Ryu kenjutsu, muchos años después de que éste regresara a Japón y sus clases quedaran interrumpidas. Es a la vez la historia de un aprendizaje entendido como compromiso personal, del alumno pero también y sobre todo del maestro, más allá de la transmisión técnica o del estilo. Y es un retrato del Japón de los 90, antes de que lo kawaii se hiciera con sus calles y cuando encontrarse un turista occidental era, si no extraordinario, al menos inusual.

Se trata de un relato de la experiencia personal, del efecto de la práctica en la identidad y en la formación del propio carácter. No esperes una obra de referencia: si quieres “saber cosas” sobre artes marciales o sobre Yagyu Shinkage Ryu, tu hombre es Ellis Amdur (que por cierto es un entusiasta del trabajo de Lowry). Pero su plasmación de la vivencia personal pone en palabras sensaciones que nos resultarán familiares a todos nosotros. No es un manual de Budo, pero resulta un buen referente para contar en qué consiste hacer QUÉ.

Lowry (dcha) practicando con Meik Skoss
(fuente: Koryu.com)

 

El peregrinaje de Lowry empieza realmente en otro libro, Tormenta de otoño, publicado por Shambhala en 1985 y que fue una de las primeras aproximaciones al estudio del koryu desde dentro fuera de Japón. Su relato de cómo la vida de un adolescente puede cambiar para siempre con el maestro adecuado se sobrepone a la crónica de su aprendizaje marcial. Poco o nada sabemos de Kotaro Ryokichi, el maestro de Lowry, salvo que su empresa le envió a San Luis, Missouri; que allí vivió durante 15 años y que un día su vida se tropezó con la de un muchacho de la ciudad.

Veinte años después de su regreso a Japón, el alumno, ya un hombre adulto y budoka experimentado, reafirma esa intimidad conviviendo con su maestro en su casa a las afueras de Suwa. Kenjutsu, iaido, shodo y comida (mucha comida), practicadas sin prisa, sin calendarios de temporada ni horarios de clase. Un Japón que entonces como hoy permanece intacto, pero también desconocido incluso para la mayoría de los japoneses.

Lo que viene a contar esta obra más allá de lo autobiográfico tiene que ver con el papel del Koryu Bujutsu en el Japón contemporáneo: nos dice que sólo un 3% de los nipones practican budo tradicional; los viejos iaidokas se refieren con simpatía al judo o al kendo como deportes. Y sin embargo, la práctica que nos describe el autor permanece latente en las tradiciones japonesas más extendidas. Está en los templos, en los baños termales, en normas de cortesía y en festivales folklóricos.

Itto Seki, la roca de Yagyu-sato (C) Koryu.com

A pesar de su tonalidad melancólica, hay poco espacio para la morriña en Persimmon Wind. El alumno ha crecido y la conversación que se establece con el sensei es la de dos hombres maduros. Conceptos como la lealtad, la obligación o el honor son entendidos como universales, aunque sus manifestaciones sean diferentes. No se exime de crítica a la sociedad japonesa: se habla de la guerra, de su efecto sobre la población rural, del desarraigo. Acompañamos a un anciano al santuario de Yasukuni, le vemos llorar, y le oímos preguntarse para qué. La tradición no le da una respuesta.

Persimmon Wind (que podría traducirse con el mucho menos poético “viento con aroma de caqui”) toma su título de uno de los párrafos finales. Mientras un tifón se aproxima a Suwa y toda la ciudad se prepara para protegerse, el viento trae el olor de los huertos de caquis. En pocos días, Lowry deberá volver a los Estados Unidos. Su recorrido por Japón, su peregrinaje, toda la experiencia de aprender de corazón a corazón con su maestro se resume en algo tan sutil y a la vez tan permanente como el olor de las frutas.

Cuando Tuttle perdió los derechos de Persimmon Wind Diane y Meik Skoss lo rescataron para el catálogo de Koryu.com (si no conoces su web, no sé qué haces leyendo esto). Dispone de edición kindle, como la gran mayoría de sus libros. Escribe una columna mensual en la revista Black Belt Magazine, y recibe cartas de detractores reprochándole su falta de realismo y su apego excesivo a la tradición.

 

Foto: Vamos pal dojo

kodachi

Imposible encontrar la fuente de esta imagen. Algunos la datan en torno a los años 20 e incluso 30 del siglo pasado. En algún foro se la asocia con un reportaje sobre el Japón rural para una revista anglosajona.  En todo caso, entonces como hoy, shinai y bogu al hombro, esta gente va a entrenar.

Si conoces alguna fuente que nos aclare algo sobre el autor o sus protagonistas, será un placer escucharte.

Organizador de buenos propósitos 2014 descargable

A sugerencia de Juan Ortega, un amigo kenshi de Madrid, hemos subido a la red estos dos PDF para que los imprimáis, los pongáis en el corcho, en la bolsa de los shinais o donde más rabia os dé.

ORGANIZADOR 2014

Buenos propósitos 2014

ORGANIZADOR 2014 semanal

Buenos propósitos 2014 (mensual)

Podéis descargarlos para imprimir haciendo click en las imágenes. Las frases del mensual nos las decimos entre nosotros entre clase y clase, pero seguro que cada uno tiene la suya.

Felices fiestas a todas y mucho keiko en 2014. Ganbatte kudasai!

eBay rima con kawaii

Ya lo decía ayer Herberwest: eBay es un zoco. No esperes comprar un bogu de buena calidad en eBay salvo que algún kendoka revenda el suyo. No es el lugar para compras sensibles, pero, como explicamos en el post anterior, con algo de sentido común es una alternativa realmente buena para adquirir tenuguis, tabis… Esos pequeños complementos que nunca compramos en las tiendas de kendo a causa de los gastos de envío. Entramos en el terreno de las PIJADAS, y lo hacemos con estilo.

ZORI y GETA

geta

Geta de Japan Vintage

AkanechingJP: Desde Japón. Kimonos, yukatas y haoris de segunda mano. También zori. Calcula en dólares y envía a todo el mundo.

Japan Vintage: También japoneses, similares a la anterior. Sus tabi son para casa: no sirven para iaido. Calculan en dólares USA y gastos de envío gratis para España.

Kyoto Miyabi: Kimonos, zori, geta y tenugui. También tabis de fantasía. Envían internacionalmente pero hay que contactarles para calcular el envío.

Akiko Kimono: Esta vendedora japonesa envía yukatas y geta con gastos de envío muy razonables. Y atención iaidokas, con frecuencia ofrece kaku obi.

 

TABI

Cooleastmarket: Desde Canadá. Se dedican exclusivamente al tabi. Por eso venden tabi para iaido muy económicos.

Kyoto Collection: Desde Kyoto venden exclusivamente ropa tradicional japonesa. Desde obijime hasta fundoshi. También tabi para iaido con envío gratis. Un pero: no envían a España ningún tenugui ni furoshiki del catálogo.

 

 TSUBA, TSUBADOME y CHIGAWA

Quizá los más complicados de encontrar en eBay en plan permanente. Es cuestión de hacer el cálculo respecto de la oferta oficial.

Jacke Hide: Guarnicionero inglés. No fabrica tsubas, sino protectores para tsuba de iaito y shinken. Así no sufren durante los viajes y epatas a los compañeros.

$_57

Arashi Martial Arts: En San Antonio (Texas). Venden artículos de kendo, taekwondo y karate con su propia marca de kendogi. Los precios no bajan mucho de la oferta habitual, salvo en medio tabi y protecciones.

 KendoSport: Alemanes, con gastos de envío poco amables, pero aun así algo más bajo de las tiendas habituales. Si te hace mucha ilusión ese tsubadome… pues bueno. Algo ahorrarás.

Onlinekendo: Desde China. Lo mismo: calcula primero si te sale a cuenta.

 

tenugui

Tenugui de Ichigoya

TENUGUI

 

Aquí es donde te vuelves completamente loco. Hay miles, literalmente. Recuerda que lo bueno, lo raro y lo insólito se paga, pero también que un día es un día.

Michiko6x6: Japonesa. Los más baratos, muy sencillos pero algunos realmente bonitos.

KawaiiKimono: También japoneses. Busca en su tienda por “tenugui” y nos vemos ya si eso en un par de años. Gastos de envío razonables y amplísimo rango de precios.

Hoihoisan: Desde Hong Kong. Tenugui de One Piece y otros animes.

Strapya: Japoneses. Tenugui pop, con tantas referencias geek que nos cubrirían los posts de los miércoles de aquí a 2099 (tú que lo has pillado: BROFIST).

Ichigoya: ¿Dispuesto a pagar? Haces bien.

 

PIJADITAS

Carbón de bambú: Es probablemente lo mejor para quitar la humedad (y el mal olor) del bogu y los kotés. Estos son los más baratos, directamente desde China y bellamente presentados.

bambu

Beadsocean: artesana platera búlgara. Vende colgantes con los kanji de kendo en plata y cuero.

Japan-ko: ¿De verdad quieres regalar ese llavero? Sí, de kendo es. En fin, tú mismo.

 

… y bueno, os recordamos que nosotros tenemos tienda.

eBay, una forja en la nube

Muy pocos se atreven a desmontar un iaito, y con razón. Es complicado y puede comprometer tu seguridad (y la de todo el mundo) si no lo has hecho bien. Pero si tienes la suerte de contar con un buen artesano o un kenshi muy experimentado cerca, de vez en cuando querrás actualizar tu koshirae o comprar piezas para arreglar tu iaito, como los mekugi. Si las distribuidoras japonesas te resultan caras, siempre podemos buscar alternativas en el zoco eBay. Entre todo el badulaque daremos con tesoros, morralla o simplemente lo que necesitamos.

apu

PERO

eBay no es una tienda: es un zoco. Las tiendas y los vendedores se mantienen, desaparecen o van cambiando los productos. No todos los días tendrán lo que buscas. Encuentras cientos de productos que salen demasiado caros, demasiado cutres, demasiado malos o incluso demasiado buenos. Pero como he dicho antes, puedes encontrar tesoros.

¿Cómo comprar en eBay? Para empezar tienes que pedir en tus búsquedas que envíen a España (o a tu país). Mejor no ver lo que no te pueden enviar, porque te crecerán los colmillos. Tampoco esperes encontrar en España algo bueno y barato.

Y realiza la búsqueda avanzada, para que puedas determinar “available to Spain”, o a tu país de residencia.

ebay katana 1

Para terminar, es importante fijarse en la valoración del vendedor: su antigüedad, cuánto ha vendido y cómo le han puntuado sus compradores.

ebay katana 2

Fijaos bien en cómo son los envíos y cuánto cuestan.  Esta es una selección de vendedores de piezas de iaito y shinken: a algunos de los cuales hemos comprado y otros tienen la mejor relación valoración/precio de eBay.

  • swordmaster19: Un poco de todo, con ofertas por lotes y envío gratis desde China (tres semanas normalmente).

 

Tienda 1

 

  • ryujinswords: Conocida en adelante como “la tienda del sageo“. Desde UK con amor y gastos de envío gratis.

Tienda2

 

  • art_zhu1976:  Dedicado desde China a vender koshirae y piezas para katana, gran cantidad. Envío gratis.

 Tienda 3

 

  • brandonswords: Una gran cantidad de productos de China, tanto de artes japonesas como chinas.

ebay katana 4

 

  • hu-swords: Muchas katanas de decoración y precios baratos para las necesidades del iaidoka. No nos interesan sus kazarito pero sí sus mekugi. También vende fusahimo, sageo y bolsas.

ebay katana 5

 

nihonto-fittings1: Desde Hungría, productos de calidad.

ebay katana 6

Algunos de los vendedores europeos o norteamericanos en realidad no lo son: si no tienen la pieza en stock tendrán que pedirla a China. Eso no encarece tu pedido, pero sí alargará el plazo de entrega.

Y por último, algo que no podemos olvidar. A veces se venden objetos históricos, katanas, tsubas y piezas antiguas y otros bártulos que pueden haber salido de Japón de forma poco legal. En general es sencillo evitar a esta gente: basta un poco de sentido común. Comprobad el estado de las piezas y evitad precios demasiado altos. También es fiable que el vendedor ofrezca stock de varias unidades disponibles, o que estas tengan número de referencia como por ejemplo HT001, HT020, etc. Si hay más de una, no son piezas antiguas. Si aun así no te quedas tranquilo, consulta con algún experto como Antonio de Arte Nihonto. Y si tienes dudas, NO COMPRES.

Yo no he dudado y he comprado una bonita tsuba de latón y acero para mi iaito y mekugis para su mantenimiento por menos de ocho euros. Soy feliz con las cosas sencillas de la vida.

Older posts

© 2017 ¿que haces QUÉ?

Theme by Anders NorenUp ↑

A %d blogueros les gusta esto: