¿que haces QUÉ?

Kendo. ¿Kempo? No, kendo. ¿Kenzo? No, kendo, el arte marcial ¿Judo? No, kendo. ¿Tendo? No, mira, te lo explico aquí que acabamos antes

Vídeo: Shinto Muso Ryu Jodo

Todavía no hemos liado a Alfonso encontrado el momento de dedicarle un espacio al Jodo, quizá el budo menos conocido de la tríada Kendo-Iaido-Jodo.

En el caso de este vídeo, grabado en el Kioto Taikai de 2010, lo que vemos es una demostración de Shinto Muso Ryu Jodo, una de las escuelas agrupadas en el Nihon Kobudo Kyokai, del que ya hemos hablado en alguna ocasión anterior.

 

Igual que el ZNKR Jô, la base de enseñanza de Shinto Muso Ryu Jodo es el kata. La escuela consta de siete series de katas: dos de sus formas pasaron a formar parte del Seitei Jodo, Shamen y Suigetsu. Aunque el ryu comprende más disciplinas que incluyen kenjutsu, kusarigama y kodachi, es su dominio del bastón de 128 cm. la más extendida dentro y fuera de Japón; y aunque carece de Soke (cabeza), el maestro más respetado es Kaminoda Tsunemori, introductor del Jo en el curriculum de la policía japonesa y, casualmente, uno de los policías que aparecen en el DVD Fighting Spirit of old Japan que comentamos hace unas semanas.

La maestra con el Jo es Kayoko Ueda sensei, que ha obtenido su Hachidan en 2014.

En España se practica Shinto Muso Ryu Jodo en varios dojos, agrupados en la SMR Seiryukai, dirigida por Vicente Borondo, alumno de Pascal Krieger y de Tsuneo Nishioka sensei.

Kendo Navarra y nuestros amigos los medios

El eterno dilema, salir o no salir.  Deporte o frikismo. Magazines, redes sociales. Programas de entretenimiento. Hashtagas futboleros. Blogs. No hay respuestas fáciles ni simples a cómo promover el kendo (y el budo en general). Nuestra propuesta es rajar donde sea y salvo las pocas líneas rojas que ya conocéis (y en las que ni siquiera entre nosotros nos ponemos de acuerdo), celebramos siempre que se hable de las disciplinas que amamos.

Así que no podíamos dejar sin compartir las últimas intervenciones de Kendo Navarra en radio e Internet.

Que las disfrutéis.

Y aquí la entrevista que concedió Javi Armendáriz, también de Kendo Navarra, a la radio universitaria de Navarra. El bloque dedicado al kendo comienza después del minuto 39.

sorderaTranscripción para personas sordas

Nos despedimos de la arqueología para acercarnos al mundo oriental, en concreto al deporte japonés que utiliza espada y que se practica en nuestra Universidad.

[Fondo de keiko]

MALÚ: Así suena un combate de kendo. Los interesados en las Artes Marciales pueden considerarse afortunados porque hoy hablaremos de kendo, una de las disciplinas que se practican en la Universidad. Cuéntame más, Joaquín.

JOAQUÍN: El kendo, Malú, es un arte marcial japonés que tiene su origen en la esgrima, con sable, de los guerreros medievales japoneses, también llamados samurais. El kendo llegó a España en los años 70 pero empezó a popularizarse recién en los 80, al hilo de las películas de artes marciales que se hicieron famosas en aquellos años. Los practicantes de kendo, llamados kendokas, afirman que el kendo es mucho más que un combate entre guerreros con armadura y sables de bambú, que es casi una filosofía de vida. De hecho la palabra kendo significa “el camino de la espada”.

MALÚ: Para saber más sobre este arte marcial tan misterioso del camino de la espada tenemos con nosotros al responsable del Club de Kendo de la Universidad de Navarra, Javier Armendáriz. Buenas tardes.

JAVI: Hola, buenas tardes.

MALÚ: Cuéntanos un poco sobre esta filosofía y cuál es el objetivo, por así decirlo, de este arte marcial.

JAVI: Lo primero es que hay mucha gente que viene con la idea de que el kendo es aprender a manejar una espada para ganar un combate, pero nada más lejos de la realidad. Originalmente ese era el objetivo: sobrevivir en las guerras. Pero cuando Japón llegó a un periodo de paz usaron este tipo de artes marciales para fomentar otros valores, que al final se condensaron en lo que se llama el código del Bushido: el respeto, la sinceridad, el valor, la justicia… Y esto siguió hasta el siglo XX que Japón decidió incorporar el kendo y el judo en los colegios para inculcar estos valores y desarrollar el cuerpo y la mente.

JOAQUÍN: Javier, ¿qué condiciones en concreto desarrolla un buen kendoka?

JAVI: Físicamente desarrolla sobre todo un trabajo tanto anaeróbico como aeróbico, porque el kendo desarrolla una reacción explosiva para atacar por sorpresa, pero además esa fuerza explosiva hay que prolongarla en el tiempo. Por la parte muscular, lo más importante es el trabajo de las piernas, y de la parte media del cuerpo, el abdomen y la espalada. El trabajo de brazos no es tan importante porque la mayor parte de la fuerza se la lleva el cuerpo.

MALÚ: Y Javier, ¿qué actividades organiza y de cuáles participa el Club de Kendo de la UNAV?

JAVI: Llevamos practicando en la UNAV desde 2005, así que todavía somos un club pequeño, unas 15 personas. Pero cada año estamos organizando un curso donde viene un maestro de Vitoria a impartirnos clase y a celebrar un campeonato, al que viene gente de Aragón y de otros clubes del País Vasco. También intentamos salir a visitar a otros clubes, para practicar con gente distinta, así que solemos viajar a clubes de Vitoria, San Sebastián y también a competiciones. También a Huesca, al curso de la Universidad de Valencia y al de Vitoria.

MALÚ: Pues muchas gracias Javier por estar esta tarde con nosotros y contarnos al menos un poquito sobre el kendo.

JAVI: ¡A vosotros!

Vídeo: Fighting spirit of the Old Japan

El mayor valor de este trabajo, relativamente poco conocido, reside en la antigüedad del material: es esta precisamente la marca de la productora, Rising Sun, que comercializa películas y documentos marciales de entre los años 30 y 60 del siglo XX.

Detrás de este documental está el empresario e instructor de karate canadiense Don Warrener. Desconocemos el autor de los textos que acompañan al vídeo,  pero acusan algunos vicios de lo que por aquí hemos dado en llamar Flipaojutsu:  datar el iaido en 2000 años de antigüedad sólo puede deberse a tal cosa, o a una desgraciada traducción del japonés en el mejor de los casos.

Según sus productores, el material fue rodado en Japón a finales de los años 40. Sin embargo el uke del policía que hace la segunda demostración (Jo) es Mel Bruno, judoka norteamericano que estaba en la cima de su carrera en los años 60; así que existe al menos la posibilidad de que el material haya sido convenientemente envejecido para su venta. El montaje data de finales de los años 80 (de hecho fue publicado originalmente en VHS). Lamentablemente, los productores no aportan información sobre las fuentes ni sobre los artistas marciales que intervienen: les basta con acreditarles como “Old Masters of Japan”.

El caso es que el documento se sigue vendiendo a través de Amazon y otras plataformas. Hay mercado para todo, también para esto.

Mi técnica favorita: Alfonso Estrada

Si de mayor quieres ser como alguno de ellos, te interesará saber cuál es su técnica favorita (o la que les provoca pesadillas).

Alfonso_Estrada_iaido

(C) Iaidoasturias.es

Realmente no tengo una técnica, en Iaido ZNKR, con predilección sobre las demás… quizás sí suscite sobre mí un especial interés la técnica de Noto, quizás porque sería la única que podría hacer si venciera en la realidad.

Por todos es sabido que, en el Iaido ZNKR, esta técnica tiene unos requisitos muy básicos para diferenciarse de la riqueza en el noto de las koryu (escuela antigua): la saya (vaina de nuestro sable) ha de mantenerse en constante contacto con el obi o las cintas de la hakama y la hoja debe hacer Tsuba-Moto. No nos deja la libertad de colocar el hasugi (ángulo del Ha) y la saya en el ángulo que corresponde a nuestra Koryu.

Todo esto es teoría. Donde mejor se aprecian los detalles de esta técnica y otras muchas es con los maestros de alto grado que son capaces de plasmar y realizar físicamente todos estos conceptos que todos conocemos.

Si quieres compartir con nosotros tu técnica (o kata) favorito, o aquella que te provoca sudores fríos, escríbenos. Cuantos más seremos más reiremos aprenderemos.

Mamá kendoka semanas 28-39: Papá Iaidoka

Tras nueve meses, y a punto de parir Mamá Kendoka, ¿qué tiene que decir Papi? Nada, para papi sin problemas. O bueno…

homer

“¿Que este año TAMPOCO vamos a Fontenay?”

Nos enteramos de que íbamos a ser padres al segundo mes. Coincidía con un cambio de dojo así que este cambio, siempre muy profundo para cualquiera, para nosotros lo fue todavía más: cambio de horarios, de sistema de enseñanza, de objetivos… y seguimiento de Mamá Kendoka (y iaidoka), de sus náuseas, bajadas de tensión, y alguna vez tener que ir corriendo detrás de ella para recordarle que ESTÁS EMBARAZADA, COPÓN en medio de algún keiko o kata.

Pero el embarazo es una gran experiencia para compartir entre dos. Gracias al trabajo que tengo he podido seguir el nuestro día a día. En cada consulta, en cada nueva vivencia del proceso. Durante esos nueve meses papá Iaidoka tiene que ayudar, apoyar… pero también hacer más que eso, y preparar todo para cuando nazca Bebékenshi, que es como nos ha dado por llamar a la Bebé en la red. También significa tomar decisiones difíciles, como dónde y de qué manera entrenar, o dejar a un lado la preparación de mi examen de iaido porque tengo que pasar más tiempo con mi hija y su madre. Pero eso significa ser un equipo, y nosotros somos un equipo. Dentro de poco, uno de tres.

Entrábamos en el segundo trimestre cuando tomamos una de esas decisiones difíciles: Huesca a tomar por saco. Huesca + mujer embarazada de cinco meses conduciendo + entrenamiento = complicado. Pero viajamos a Valencia a visitar a nuestros amigos, que nos reciben a los tres con los brazos abiertos, incluyendo una inolvidable clase de iaido en Makoto Shin Kai, aunque era su horario de kendo, para que pudiéramos entrenar ambos. Y eso que la espada de mi señora empezaba a necesitar su propio espacio orbital para hacer saya biki alrededor de ESO.

En verano, entre el segundo y el tercer trimestre, también comenzaron las clases de preparación al parto. Estas clases no son sólo para las madres, sino para los dos. Si además eres un papá o mamá con discapacidad, es bueno que acudas a tus clases porque ayudarás a otras parejas a vencer el miedo a la diversidad.

Y sobre todo, si piensas parir, haz Iaido, o Kendo.  Cuando te das cuenta que el “empuja” del parto es hacer seme en Mae, tu vida cambia. Te enseñan a poner la cadera para empujar a la vez que tu compañera… y es e-xac-ta-men-te nuestra forma de mover la cadera. Las kendokas, que tiráis men, que hacéis tai atari, lo sentiréis más, pero los iaidokas también tenemos que hacerlo. También la respiración es parecida (coge aire rápido, suelta aire leeeeeeeeeeento). Y sobre todo te sientes mucho más suelto, no tienes el miedo al ridículo que otros papás de la clase sí tenían. Por cierto, pocos padres todavía acompañando a sus embarazadas.

Y llega el tercer trimestre, el “parto del hombre”. Las limitaciones de movilidad de tu señora que te da la brasa cuando deja de entrenar, que se agobia, que insiste en hacer midori y claro, no la vas a dejar sola por Madrid con su propio campo gravitatorio. Pero tu vida sigue: ser padre no es sólo ser el compañero de la madre; en mi caso, la Universidad, el carnet de conducir que ahora nos hará falta. Fabricar una cuna y pintar y preparar la habitación de la nena. Prioridades que siguen cambiando y que van a más. Vamos, que en septiembre y octubre ha hecho iaido Rita.

El parto ya casi ha llegado, y en él comienza realmente el trabajo de papá. Después hay que ayudar a que la Mamá se recupere presta. A la  hija la ha llevado nueve meses la madre, con lo cual Papi Iaidoka tiene doble tarea, cuidar a su bebé y a su mujer. El doble de trabajo para él y la mitad para ellas.

Y aunque no hago kendo, tengo claro que a partir de ahora iremos a kendo los tres, que para algo es nuestra segunda casa.

“Pero no le digas a mamá que es mucho más molón el iaido”

« Older posts

© 2014 ¿que haces QUÉ?

Theme by Anders NorenUp ↑

A %d blogueros les gusta esto: