¿que haces QUÉ?

Kendo. ¿Kempo? No, kendo. ¿Kenzo? No, kendo, el arte marcial ¿Judo? No, kendo. ¿Tendo? No, mira, te lo explico aquí que acabamos antes

Vídeo: Fighting spirit of the Old Japan

El mayor valor de este trabajo, relativamente poco conocido, reside en la antigüedad del material: es esta precisamente la marca de la productora, Rising Sun, que comercializa películas y documentos marciales de entre los años 30 y 60 del siglo XX.

Detrás de este documental está el empresario e instructor de karate canadiense Don Warrener. Desconocemos el autor de los textos que acompañan al vídeo,  pero acusan algunos vicios de lo que por aquí hemos dado en llamar Flipaojutsu:  datar el iaido en 2000 años de antigüedad sólo puede deberse a tal cosa, o a una desgraciada traducción del japonés en el mejor de los casos.

Según sus productores, el material fue rodado en Japón a finales de los años 40. Sin embargo el uke del policía que hace la segunda demostración (Jo) es Mel Bruno, judoka norteamericano que estaba en la cima de su carrera en los años 60; así que existe al menos la posibilidad de que el material haya sido convenientemente envejecido para su venta. El montaje data de finales de los años 80 (de hecho fue publicado originalmente en VHS). Lamentablemente, los productores no aportan información sobre las fuentes ni sobre los artistas marciales que intervienen: les basta con acreditarles como “Old Masters of Japan”.

El caso es que el documento se sigue vendiendo a través de Amazon y otras plataformas. Hay mercado para todo, también para esto.

Mi técnica favorita: Alfonso Estrada

Si de mayor quieres ser como alguno de ellos, te interesará saber cuál es su técnica favorita (o la que les provoca pesadillas).

Alfonso_Estrada_iaido

(C) Iaidoasturias.es

Realmente no tengo una técnica, en Iaido ZNKR, con predilección sobre las demás… quizás sí suscite sobre mí un especial interés la técnica de Noto, quizás porque sería la única que podría hacer si venciera en la realidad.

Por todos es sabido que, en el Iaido ZNKR, esta técnica tiene unos requisitos muy básicos para diferenciarse de la riqueza en el noto de las koryu (escuela antigua): la saya (vaina de nuestro sable) ha de mantenerse en constante contacto con el obi o las cintas de la hakama y la hoja debe hacer Tsuba-Moto. No nos deja la libertad de colocar el hasugi (ángulo del Ha) y la saya en el ángulo que corresponde a nuestra Koryu.

Todo esto es teoría. Donde mejor se aprecian los detalles de esta técnica y otras muchas es con los maestros de alto grado que son capaces de plasmar y realizar físicamente todos estos conceptos que todos conocemos.

Si quieres compartir con nosotros tu técnica (o kata) favorito, o aquella que te provoca sudores fríos, escríbenos. Cuantos más seremos más reiremos aprenderemos.

Mamá kendoka semanas 28-39: Papá Iaidoka

Tras nueve meses, y a punto de parir Mamá Kendoka, ¿qué tiene que decir Papi? Nada, para papi sin problemas. O bueno…

homer

“¿Que este año TAMPOCO vamos a Fontenay?”

Nos enteramos de que íbamos a ser padres al segundo mes. Coincidía con un cambio de dojo así que este cambio, siempre muy profundo para cualquiera, para nosotros lo fue todavía más: cambio de horarios, de sistema de enseñanza, de objetivos… y seguimiento de Mamá Kendoka (y iaidoka), de sus náuseas, bajadas de tensión, y alguna vez tener que ir corriendo detrás de ella para recordarle que ESTÁS EMBARAZADA, COPÓN en medio de algún keiko o kata.

Pero el embarazo es una gran experiencia para compartir entre dos. Gracias al trabajo que tengo he podido seguir el nuestro día a día. En cada consulta, en cada nueva vivencia del proceso. Durante esos nueve meses papá Iaidoka tiene que ayudar, apoyar… pero también hacer más que eso, y preparar todo para cuando nazca Bebékenshi, que es como nos ha dado por llamar a la Bebé en la red. También significa tomar decisiones difíciles, como dónde y de qué manera entrenar, o dejar a un lado la preparación de mi examen de iaido porque tengo que pasar más tiempo con mi hija y su madre. Pero eso significa ser un equipo, y nosotros somos un equipo. Dentro de poco, uno de tres.

Entrábamos en el segundo trimestre cuando tomamos una de esas decisiones difíciles: Huesca a tomar por saco. Huesca + mujer embarazada de cinco meses conduciendo + entrenamiento = complicado. Pero viajamos a Valencia a visitar a nuestros amigos, que nos reciben a los tres con los brazos abiertos, incluyendo una inolvidable clase de iaido en Makoto Shin Kai, aunque era su horario de kendo, para que pudiéramos entrenar ambos. Y eso que la espada de mi señora empezaba a necesitar su propio espacio orbital para hacer saya biki alrededor de ESO.

En verano, entre el segundo y el tercer trimestre, también comenzaron las clases de preparación al parto. Estas clases no son sólo para las madres, sino para los dos. Si además eres un papá o mamá con discapacidad, es bueno que acudas a tus clases porque ayudarás a otras parejas a vencer el miedo a la diversidad.

Y sobre todo, si piensas parir, haz Iaido, o Kendo.  Cuando te das cuenta que el “empuja” del parto es hacer seme en Mae, tu vida cambia. Te enseñan a poner la cadera para empujar a la vez que tu compañera… y es e-xac-ta-men-te nuestra forma de mover la cadera. Las kendokas, que tiráis men, que hacéis tai atari, lo sentiréis más, pero los iaidokas también tenemos que hacerlo. También la respiración es parecida (coge aire rápido, suelta aire leeeeeeeeeeento). Y sobre todo te sientes mucho más suelto, no tienes el miedo al ridículo que otros papás de la clase sí tenían. Por cierto, pocos padres todavía acompañando a sus embarazadas.

Y llega el tercer trimestre, el “parto del hombre”. Las limitaciones de movilidad de tu señora que te da la brasa cuando deja de entrenar, que se agobia, que insiste en hacer midori y claro, no la vas a dejar sola por Madrid con su propio campo gravitatorio. Pero tu vida sigue: ser padre no es sólo ser el compañero de la madre; en mi caso, la Universidad, el carnet de conducir que ahora nos hará falta. Fabricar una cuna y pintar y preparar la habitación de la nena. Prioridades que siguen cambiando y que van a más. Vamos, que en septiembre y octubre ha hecho iaido Rita.

El parto ya casi ha llegado, y en él comienza realmente el trabajo de papá. Después hay que ayudar a que la Mamá se recupere presta. A la  hija la ha llevado nueve meses la madre, con lo cual Papi Iaidoka tiene doble tarea, cuidar a su bebé y a su mujer. El doble de trabajo para él y la mitad para ellas.

Y aunque no hago kendo, tengo claro que a partir de ahora iremos a kendo los tres, que para algo es nuestra segunda casa.

“Pero no le digas a mamá que es mucho más molón el iaido”

Guerreras: Sari Turinen

Guerreras_kenshi_women

Aunque llevábamos un tiempo coqueteando con esta sección dedicada a las mujeres kenshi más destacadas, la idea, el impulso y toda la documentación de este aperiódico que arrancamos hoy fueron de Gala Álvarez, buena amiga de este blog y kenshi del dojo Shion de Málaga, España. Nosotros sólo ponemos el envoltorio.

Este fin de semana se celebra el I Seminario de Kendo y Iaido en Castellón, dirigido por Emilio Gómez. Quien haya tenido la inmensa suerte de conocer a Emilio sensei sabe del valor de compartir un minuto con él, ya sea entrenando, mirando o escuchando en uno de esos tiempos muertos de los cursos y sayonaras.

En el dojo Butokukan de Bruselas cuentan con doble suerte, pues junto a Emilio entrena y enseña Sari Turunen, quinto Dan en Kendo y Nidan en iaido, que forma parte del comité del Butokukan casi desde su fundación.

El Comité del Butokukan Kendo y Iaido Bruselas. Sari Turunen es la primera por la izquierda.

El Comité del Butokukan. Sari Turunen es la primera por la izquierda.

Apasionada de la naturaleza y la fotografía, resulta paradójico que en Internet se puedan encontrar sus increíbles trabajos como paisajista, pero apenas imágenes suyas como kendoka y iaidoka. Es un trabajo duro encontrar información, cada vez que buscamos a una de las precursoras que nos marcan el camino a las demás. Tampoco es sencillo encontrar mucho más contenido sobre las kenshis japonesas.  Y, como muchos ya habréis leído, atesoramos estos dos textos que publicó hace unos años en la red, que han sido traducidos al español por otra mujer kenshi, Asun González:

¿Cómo será volver a empezar a practicar kendo después de un shiai como este, especialmente cuando no hay garantía de que mi estado físico vuelva a ser el de antes? Los primeros meses serán un gran reto, porque mi mente quiere practicar de la misma manera que antes, pero eso no es posible. La siguiente fase en la práctica de ser paciente, será comenzar el entrenamiento reposadamente, empezando por la base de nuevo, como un principiante. Por supuesto, es el mejor momento para concentrarse en corregir los errores de siempre.
El ayer ya no existe y el mañana aún no ha llegado, ¿por qué hay que preocuparse?

(Shiai Interior)

 

Algunos amigos me han hablado sobre la relación vivir-vencer y morir-perder. Según esto, quien “vence” al cáncer y continúa viviendo es un vencedor; mientras que, el que muere en la batalla sería un perdedor porque ¿cómo podría un muerto ser un ganador? Me he parado muchas veces a pensar seriamente sobre mi propia vida y muerte. La vida y vivir han adquirido gran importancia para mí y, por otro lado, he llegado a comprender que la muerte es parte de la vida. Todos y cada uno de nosotros tenemos un mismo final: muerte física. Esto no significa que vayamos a ser unos perdedores.

Cuando hablamos de vida, qué significado tiene vivir o morir; de la misma manera, ¿cuál es la importancia de conseguir puntos comparada con hacer un buen combate? Es esencial vivir cada momento de manera que estemos siempre listos para morir sin remordimientos del tipo: no he hecho lo que debería haber hecho o viceversa.

La cuestión no es cuántos años vives, sino cómo vives.

(Kiai Silencioso)

Creemos que esta carencia se debe en gran parte a la humildad, y no queremos convertir esto en una intrusión. Se descubre un trocito de su historia en este ejemplar de la revista Tengu, de la Federación Finesa de Kendo, en 1999. Entonces ya había mujeres abriendo el camino en un entorno en el que, como en muchos otros, seguimos siendo una minoría. Pero incluso en los momentos en los que podamos sentirnos más solas, hemos de pensar en nombres como Sari Turunen, y recordar que no lo estamos.

Foto: Zen

kendo_mexico_shinai_david

“El reflejo de la luna en el río está siempre en movimiento. Sin embargo, la luna siempre está ahí” (Koan del Budismo Zen)

 

Lo vio David Ramírez en su dojo, el UAM (Universidad Autónoma Metropolitana) de México DF, antes de salir para el Latinoamericano de Yucatán.

Ganbatte a todos los y las participantes, y ganbatte a toda la gente de México, hagan kendo o no.

« Older posts

© 2014 ¿que haces QUÉ?

Theme by Anders NorenUp ↑

A %d blogueros les gusta esto: